6 ventajas de hacer una buena gestión de datos

9 de febrero de 2021

Para lograr y fomentar el crecimiento empresarial sustentable y eficiente se necesita de una adecuada gestión de datos. Esto conlleva manejar los mismos de manera organizada y segura y, también, interpretarlos de manera estratégica para convertirlo en decisiones concretas y favorables.

En estos tiempos de transformación digital y tecnologías de la información, abundan los sistemas y recursos para optimizar esta labor, como es el caso de las soluciones de cloud computing o tecnología de la nube.

Sin duda, apoyarte en este tipo de herramientas e incrementar los niveles de eficiencia en la gestión de datos le traerá grandes ventajas y beneficios a tu negocio. ¡Sigue leyendo y conócelas!

1. Reducción de errores y riesgos

Trabajar con datos claros y confiables ofrece mayor seguridad en la ejecución de las actividades cotidianas, posibilitando entender los resultados de manera precisa y transparente. Ante esta realidad y claridad, se puede identificar cuáles errores están ocurriendo y, es especial, verificar en qué momento suelen suceder.

Lógicamente, es imposible eliminar toda y cualquier amenaza de riesgo, pues los imprevistos forman parte de la cotidianidad de una organización. Sin embargo, es esencial actuar rápidamente buscando, de esta manera, corregir las fallas tan pronto como sea posible.

Además de favorecer la mitigación de errores, una buena gestión de datos también fomenta la identificación temprana y oportuna de riesgos. En esencia, evaluar la posibilidad de ocurrencia de inconsistencias permite tomar precauciones de manera anticipada minimizando, de este modo, su impacto en el funcionamiento y en los resultados de la empresa.

En lo que concierne a este punto, es recomendable que cada área se ocupe de gestionar adecuadamente el flujo de datos circulantes entre sus colaboradores. Para ello, sugerimos que efectúe un rígido control del acceso de los funcionarios a esa información.

2. Optimización de la productividad

En estos tiempos de alta competitividad, uno de los grandes desafíos enfrentados por las empresas es mantener la posición en el mercado. Y para lograrlo, entre otras cosas, es necesario fomentar un buen desempeño estimulando el trabajo de los equipos. Pero, ¿cómo alcanzar este reto mediante la gestión de datos?

Cuando la información es fiable y está bien organizada, es posible dirigir su flujo hacia la puesta en marcha de los procesos corporativos. Esta buena práctica es alcanzada, en especial, al adoptar soluciones tecnológicas alineadas con el rubro, con los objetivos y con las prioridades de la empresa, permitiendo así obtener y trabajar las métricas con total seguridad y confiabilidad.

Esto quiere decir que, al hacer una gestión de datos eficaz se pueden:

  • realizar informes con un elevado contenido informacional en poco tiempo;
  • promover acciones urgentes para subsanar una demanda extrema;
  • solucionar problemas en alguna etapa de un proceso;
  • fomentar la buena comunicación con los clientes aumentando así, la posibilidad de cerrar negocios más prometedores.

De este modo, el incremento de la productividad es un beneficio natural, que es reflejo de la mejora del funcionamiento en diferentes procesos.

3. Alineación entre los diferentes sectores corporativos

La gestión de los datos también contribuye con la integración, una vez que la información puede ser visualizada por los usuarios de diferentes áreas utilizando apenas una plataforma.

Como consecuencia, los diferentes sectores logran actuar en sincronía y a la par de las circunstancias internas.

En efecto, la centralización facilita el acompañamiento de los procesos, ya que permite que los colaboradores verifiquen los datos imprescindibles para la realización de sus actividades. Asimismo, la alineación del flujo de datos es esencial para que no ocurran errores inherentes a la comunicación y se mitigue la probabilidad de errores.

4. Generación insights

Las métricas, los indicadores y los reportes son excelentes recursos cuando la meta es identificar buenas oportunidades de crecimiento para el negocio. Esencialmente, los datos muestran:

  • tendencias de consumo;
  • resultados considerando diferentes períodos y plazos;
  • estrategias compatibles o incoherentes;
  • información acerca del perfil de consumo;
  • calidad del trabajo desarrollado por el equipo.

Como puedes ver, evaluar esa información proporciona insights que pueden ser aprovechados por los diferentes equipos. Por ejemplo, una buena gestión de los datos, donde se incluyen procesos y controles de seguridad, mejora los procesos de la cadena de suministro logístico, de la misma manera que en el marketing colabora a la creación de campañas publicitarias atractivas ante la mirada del público.

5. Mejora en el proceso de toma de decisión

Todas las actividades de una empresa generan datos de diferentes tipos. Las plantillas, los emails, los reportes y los resultados de acciones de mercadeo, así como de otras áreas, aportan datos muy valiosos a los gestores. Al contar con esos registros, estos profesionales pueden:

  • conocer diferentes contextos y situaciones;
  • comprender las necesidades particulares de su sector;
  • identificar cuellos de botella;
  • reformular estrategias;
  • eliminar procesos;
  • optimizar las ventas.

Por lo tanto, cuando la gestión de los datos es efectuada de una manera inteligente, el colaborador puede entregar un trabajo más limpio, acertado, orientado hacia las demandas corporativas y alineado a las tendencias de mercado.

Asimismo, una efectiva administración de datos, donde se consideren los controles de ciberseguridad necesarios, puede ofrecer beneficios directamente relacionados con la administración estratégica, permitiendo que los ejecutivos de alto nivel dentro del organigrama tomen decisiones importantes que, de una u otra forma, impactan en el rumbo de la organización.

Por lo tanto, asegúrate de fundamentar la toma de decisión considerando métricas y otros registros obtenidos mediante el correcto análisis y el manejo eficiente de los datos.

6. Fidelización de los clientes

La fidelización del consumidor es una consecuencia de la mejora de los diferentes procedimientos y resultados corporativos luego de incorporar una óptima gestión de datos.

Por lo tanto, más allá de acelerar las actividades y promover una mejora en el desempeño interno, administrar correctamente la información eleva la probabilidad de estrechar la relación con el público generando, de esta manera, un vínculo más fuerte, sólido y confiable.

Bajo esta perspectiva, también debemos señalar que los datos de los clientes muestran su histórico de compras permitiendo, de este modo, alinear las futuras acciones corporativas acordes con sus preferencias y demandas, y claro siendo resguardados de manera eficiente para asegurar su confidencialidad, integridad y disponibilidad.

En conclusión, la gestión optimizada aumenta la probabilidad de efectuar más ventas, generar más ingresos e incrementar las ganancias, minimizando riesgos de seguridad.

Esperamos que al llegar hasta acá hayas entendido la necesidad de desarrollar una gestión de datos de excelencia y de manera segura. Si quieres seguir interactuando con contenidos como este, ¡suscríbete a nuestro newsletter!

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al día de nuestras últimas noticias y productos