Herramientas de colaboración: los sistemas híbridos están en alza

  • 22 Feb 2018
  • Compártelo en

Escrito por:

Ely Guzmán

Ely Guzmán

Gerente de Marketing y Comunicación Ikusi LATAM

https://www.linkedin.com/in/elyguzman/

Cuando como usuarios encendemos el televisor no nos preguntamos cómo recibimos la señal: vía terrestre, vía satélite, si es analógica, digital, bajo demanda… Solo esperamos que nos permita ver nuestro programa favorito cuando lo deseemos y con la mejor calidad posible.

Algo similar nos ocurre como usuarios de las diferentes herramientas de colaboración, cada vez más habituales en las empresas, que necesitan que sus profesionales estén conectados desde cualquier parte del mundo.

Pero al igual que con otros medios de comunicación, dar respuesta a las expectativas de los usuarios requiere un importante trabajo previo de desarrollo y despliegue de tecnología.

El incremento en la utilización de la videoconferencia como herramienta de colaboración es un hecho. Somos digitales, pero nos gusta la comunicación cara a cara. Como usuarios queremos que esa comunicación se produzca de forma rápida, sin interrupciones, sin latencias, con la máxima calidad.

Hasta hace no mucho tiempo todas las soluciones de videoconferencia estaban sustentadas en infraestructura propia. Los servidores propios garantizan la calidad en el más amplio sentido de la palabra, pero requieren una muy buena conexión de red y terminales de calidad. Entre sus inconvenientes, cuando la demanda es excesivamente alta se producen problemas de conexión y de calidad, lo que afecta especialmente a las organizaciones distribuidas, ya que los usuarios más alejados de los servidores tienen mayores problemas de conexión.

La solución a estas necesidades de disponibilidad ha venido de la mano de los servicios en la nube. En este caso el inconveniente deriva del consumo de banda ancha en el camino de la información a la nube y viceversa. 

Pero, como decía, los usuarios lo que quieren es compartir, comunicarse, sin importarles el sistema en el que está soportado. Por eso han comenzado a aparecer en el mercado soluciones híbridas, dotadas de inteligencia, capaces de decidir, sin intervención del usuario, cuándo la situación requiere realizar la comunicación a través de la infraestructura propia y cuándo es mejor optar por la nube. Incluso están llegando al mercado propuestas que conjugan las soluciones de videoconferencia y de conferencia web.

Todo un mundo de posibilidades para los trabajadores del mundo digital.