Nube informática: que és, cómo funciona y las ventajas para tu empresa

12 de noviembre de 2021

Hay una enorme cantidad de innovaciones y herramientas tecnológicas que han surgido al paso de los años y del avance de la revolución cibernética, una de estas es la nube informática.

Para que no haya confusiones ni dudas, comenzaremos por definir y contar lo básico sobre la también conocida Cloud Computing —computación en la nube en su traducción literal y nube informática de manera coloquial.

¿Qué es la nube informática?

Actualmente la noción hace referencia a un tipo de servicio de virtualización de la infraestructura enfocada principalmente en empresas la cual se accede por internet principalmente.

Origen de la nube informática

El antecedente más claro de la computación en la nube fue elaborado por John McCarthy en 1961 y hace referencia al uso compartido de una computadora; algo muy útil entonces, ya que las computadoras eran dispositivos grandes y difíciles de construir.

Más adelante en 1997, se originó el concepto Cloud Computing en un seminario de Ramnath Chellappa, aunque la aplicación del término ya existía antes: cuando se consolidó el uso de ARPANET, una red de intercambio global de comunicación que inspiró la creación del correo electrónico y cimentó las bases del Internet.

No obstante, el primer sistema que ofreció servicios de computación en la nube de forma estructurada fue el software Telescript en 1994 que facilitaba el intercambio de emails, compras, control de stock y otras funciones útiles.

De la misma manera Salesforce ofreció una serie de servicios a escala empresarial similar a la de Telescript unos años más tarde (1999). Así es como el concepto ha trascendido y evolucionado con todos los demás avances tecnológicos.

¿Cómo funciona la nube?

Hoy en día, pensar en la nube o Cloud Computing ha escalado a niveles que permiten más que un intercambio de información simple —como emails o imágenes— y se concentra en el almacenamiento e intercambio de cantidades enormes de datos que permiten mantener bases masivas con información en formatos distintos.

Pese a ello, su funcionamiento sigue siendo básicamente el mismo: facilitar la comunicación entre varias personas en distintos lugares y habilitar el uso simultáneo de información y datos.

¿Cuáles son los principales tipos de nube?

De acuerdo a los modelos de servicio, existen tres tipos de nube:

1. IaaS

El proveedor de este modelo de nube ofrece recursos informáticos como redes, almacenamiento o servidores. Su nombre viene de las siglas en inglés que denomina a una infraestructura como un servicio (Infrastructure as a Service).

En este tipo de nube lo que se adquiere es capacidad para aumentar el rendimiento de procesos sin el acceso al hardware o equipo físico que nos proporciona esta capacidad adicional.

2. PaaS

El modelo Platform as a Service puede ofrecer lo mismo que el tipo de nube IaaS, pero también brinda sistemas de administración, bases de datos, herramientas de desarrollo y otras plataformas que mejorarán no solo el rendimiento de los procesos, sino también su ejecución.

3. SaaS

Este tipo de nube informática —Software as a Service— se enfoca en brindar herramientas y utilidades de un software sin la necesidad de almacenar de forma local dicho programa. Esto lo hace mediante un esquema de pagos (normalmente mensuales) que facilitan la ejecución de las herramientas y potencian la capacidad de respuesta.

Clasificación de nubes con base en el tipo de despliegue

Además de esta clasificación, la nube informática puede tener un esquema basado en el tipo de despliegue. De acuerdo a este criterio, la nube puede ser pública, privada, híbrida o múltiple.

Una definición sencilla de la nube pública hace referencia al uso compartido de un mismo recurso físico o hardware. A diferencia de esto, la nube privada suele ser aquella en que se paga por el uso exclusivo del recurso —lo cual puede incrementar la capacidad y eficiencia del servicio.

Finalmente, los significados de nube híbrida y multi-nube suelen denominar esquemas en los que se utiliza nubes públicas y privadas para potenciar el alcance, pero con una leve diferencia en la estructura o arquitectura de las redes.

Esto quiere decir que la diferencia principal entre una nube híbrida y un esquema multi-nube radica en que el esquema múltiple suele involucrar el uso colaborativo de varias nubes públicas y una privada que no necesariamente está conectada con las nubes públicas.

7 ventajas de utilizar la nube informática en tu empresa

Aunque no son las únicas ventajas existentes al utilizar la nube informática, las siguientes son las ventajas principales que obtendrás al implementar servicios basados en la nube. Recuerda que entre más servicios conectes a este esquema, más beneficios obtendrás.

1. Facilita el ahorro de recursos económicos y espaciales

Utilizar alguno de los servicios basados en la nube te permitirá ahorrar el espacio y dinero que costaría mantener un servidor. No solo hablamos del presupuesto que gastarías en la infraestructura física o hardware, sino también de las facturas de electricidad y los servicios profesionales de mantenimiento que tendrías que pagar si prescindieras de los servicios en la nube.

2. Ofrece herramientas o programas a libre demanda

Tendrás a tu disposición una mayor cantidad de programas para ejecutar sin tener que preocuparte por saturar la capacidad de almacenamiento local en tus computadoras. Esto además mejorará el rendimiento de los mismos.

3. Maximiza la seguridad de almacenamiento

Al utilizar la nube como un espacio de almacenamiento para tus datos e información importante, será más seguro que logres conservarlas pese a accidentes o imprevistos con tus equipos locales.

No obstante esto, recuerda que siempre es mejor realizar un respaldo de toda la información que sea vital para tu empresa.

4. Ofrece una ventaja de competitividad

Al brindar servicios de tecnologías avanzadas mediante la nube, muchas compañías pueden lograr mejorar su competitividad sin necesidad de invertir las cantidades de dinero que anteriormente hubieran sido necesarias para implementar las soluciones más nuevas en el ámbito empresarial.

5. Facilita la escalabilidad

Al prestar servicios diversos mediante Cloud Computing es mucho más sencillo continuar con el crecimiento o escalabilidad de un negocio, en el caso de aplicaciones que cuentan con temporalidad estas pueden disminuir en recursos y solo crecer cuando lo necesiten.

6. Permite concentrar el potencial en los negocios

Ya que los servicios en la nube se harán cargo de todos los aspectos técnicos de la infraestructura cibernética, será mucho más sencillo que las empresas se enfoquen en los procesos empresariales y estratégicos en que son expertos.

Esto no solo mejorará el rendimiento general, sino que también permitirá que la gestión de problemas y las eventualidades sean resueltas de una manera mucho más rápida y sencilla en caso de presentarse.

7. Hace más rentable el uso de esquemas de trabajo remoto

El teletrabajo es una solución que aumentó considerablemente durante el 2020. No solo implica una reducción de riesgos sanitarios en situaciones concretas como una pandemia, sino que también puede aumentar la satisfacción laboral.

Mientras que otros sistemas de servicios vuelven muy difícil el cambio de esquema presencial a remoto, el uso de servicios y herramientas en la nube con capacidad de ser colaborativas vuelve muy viable esta alternativa.

4 riesgos de implementar el uso de la nube en tu empresa

Aunque las ventajas pueden ser muchas, también hay desventajas o riesgos al utilizar el Cloud Computing en tu empresa

1. No puede funcionar sin Internet

Para que hagas uso de cualquier servicio basado en la nube es necesario que tengas acceso a Internet, de lo contrario no podrás utilizarlos. Esto hará que tu empresa necesite del servicio de internet, pero siendo sinceros, ¿quién no lo necesita hoy en día?

Además de este inconveniente tan obvio, hay que añadir el tránsito lento que puede surgir en caso de una sobrecarga de trabajo. En este caso no se imposibilita la conexión a los servicios, pero sí los volverá lentos y probablemente propiciará fastidio a quienes tengan que utilizarlos.

2. Hay vulnerabilidad en la seguridad y en la privacidad

Esto es una desventaja, pero ciertamente no significa que la seguridad de servicios en la nube sea frágil. Más bien significa que hay un porcentaje de vulnerabilidad que es imposible de evadir en cualquier esquema y que al igual que con los servicios “on Premise” se requiere de una estrategia de seguridad robusta.

Incluso si prescindieras de los servicios en la nube, tu servidor privado podría ser blanco de uno o varios ataques a manos de expertos en cibernética que venden bancos de información, por ejemplo.

Aunque esto puede representar un riesgo, también es cierto que las empresas especializadas en este tipo de servicios tienen equipos especializados que reducirán al máximo la vulnerabilidad de tu privacidad y seguridad.

3. Pérdida del control y disponibilidad

Ya que estarás utilizando servicios brindados por un proveedor externo, no tendrás el control sobre el funcionamiento de los mismos y tampoco podrás tener disponibilidad garantizada.

No obstante, el compromiso de cualquier compañía de servicios en la nube es ofrecer una amplia ventana de disponibilidad y personalización de servicios que debería reducir al mínimo las posibilidades de perder el control o acceso a los mismos.

4. Se complica la configuración de una estructura

Aunque es cierto que el uso de Cloud Computing puede mejorar notablemente el rendimiento de procesos en tu compañía, lo cierto es que también será más complicado el proceso de configuración de una estructura y esto puede afectar en caso de surgir algún inconveniente.

Como es casi seguro que no podrás depender completamente de un solo proveedor (y de hecho tampoco suele ser lo más recomendable), tendrás que definir de forma clara qué servicios están en la nube, con qué proveedor y cuál contacto es necesario para resolver cualquier eventualidad.

¿Cómo funciona la nube informática en las empresas?

Los servicios basados en la nube para empresas suelen ofrecer soluciones colaborativas que permiten maximizar el potencial de acción mediante la creación de una estrategia cloud que facilita involucrar estos servicios más allá de las IT en una compañía.

Esto no solo implica que se tenga una estructura, directorio u organización con cada uno de los proveedores y contactos de los servicios basados en la nube, sino que también involucra el conocimiento de en qué áreas y cómo se van a implementar las herramientas y servicios.

Dicho de otra manera, significa que la nube informática puede mejorar el desempeño y rendimiento de departamentos como el de comunicación, servicio y atención a clientes con una solución UCaaS que unifica la comunicación mediante distintos servicios en la nube.

Además de esto, una compañía puede implementar el uso de otros servicios basados en la nube como un almacenamiento de bases de datos y un respaldo que permita mejorar la seguridad de toda la información de la empresa.

Así, la estrategia empresarial de este caso hipotético puede comenzar implementando un servicio de contact center en la nube y escalar para ampliar y unificar todos los medios de comunicación disponibles con que cuenta con una solución UCaaS.

Finalmente, terminaría por implementar un servicio de almacenamiento y respaldo que le permitirá contar con un sistema de comunicación robusto y unificado.

En este ejemplo y otros que puedan surgir, es importante recordar que la selección y estrategia que cada compañía desarrolle para aprovechar los distintos servicios en la nube dependerán siempre de las circunstancias y objetivos específicos de cada caso.

Seguridad en la nube: ¿cómo obtenerla?

Aunque es cierto que la vulnerabilidad en la nube informática está presente, hay ciertas acciones que pueden reducir los riesgos.

Una de ellas implica recurrir a la nube no solo como un medio para obtener servicios o herramientas funcionales dentro de la empresa, sino también como servicios de respaldo que permitirán resolver un problema de pérdida de información (BaaS, Backup as a Service, o DRaaS, Disaster Recovery as a Service).

Además de esta estrategia, otra de las posibles acciones para lograr obtener un buen perímetro de seguridad al usar la nube es la selección de sistemas eficientes de autenticación, control de acceso a los servidores, protocolos de seguridad y otros que facilitarán mantener toda la información y estructuras a salvo.

De esta manera será mucho más fácil mantener tu sistema de servicios en la nube seguro y confiable, lo que ayudará a tu empresa a funcionar de manera más eficiente, estable y productiva.

Edge Computing

Como parte de las soluciones para mejorar el rendimiento del Cloud Computing surgió el Edge Computing que involucra la implementación de servicios o soluciones basadas en el borde de la red.

Esto significa que la velocidad de transmisión de información es mucho más veloz gracias al uso de micro centros de datos. Además, este sistema se encarga de intercambiar y almacenar tan solo la información necesaria para generar una comunicación eficiente.

Lejos de considerar esta solución como un sustituto de los servicios en la nube, este tipo de sistema es un buen complemento que permite implementar servicios más rápidos y eficientes en áreas específicas de una estructura empresarial que se basa en la nube.

¿Cómo elegir un buen proveedor de servicios en la nube?

Aunque no hay un proceso único, hay algunos elementos que te ayudarán a elegir mejor al proveedor de computación en la nube. Recuerda que considerar las necesidades específicas de tu empresa te ayudará en el proceso y que los siguientes aspectos también facilitarán tu elección.

1. Establece tus objetivos y plantea tus necesidades

Antes de realizar un análisis de las distintas opciones de servicios en la nube es conveniente que plantees los objetivos y necesidades que tiene tu empresa. Para esto pregúntate qué necesidades quieres cubrir con estos servicios y a dónde quieres llegar con la implementación de estas nuevas herramientas.

Esto no solo te permitirá mejorar el análisis de cada solución —pues podrás verificar la compatibilidad de cada servicio o herramienta con tu necesidad—, sino que también te ayudará a proyectar el crecimiento de tu empresa y facilitará que establezcas los límites actuales.

Además te permitirá seleccionar el tipo de nube informática más adecuado, después de todo no es lo mismo una pequeña empresa que una mediana o grande.

Mientras que una microempresa puede compartir un servidor —porque la información y capacidad no será masiva— una empresa mediana o grande requerirá de una solución privada para responder a sus necesidades de capacidad y confidencialidad.

2. Conoce a los proveedores

Para empezar es necesario conocer la reputación de cada uno de los prestadores de servicios, después de todo sería muy arriesgado contratar servicios basados en la nube que serán la base del funcionamiento de tu empresa sin conocer la opinión que otros clientes tienen al respecto, ¿no crees?

Verificar que los clientes tengan un alcance similar al tuyo te garantizará que el proveedor tenga la capacidad suficiente para todos los servicios que requieres implementar. Incluso sería mejor si observas que hay compañías con un rango mayor, así sabrás que podrás crecer con ellos fácilmente.

También te ayudará a conocer mejor a tus posibles prestadores de Cloud Computing el conocer las certificaciones y registros que tienen a nivel empresarial así como los años de experiencia, la autoridad de su sitio web y los casos de estudio sobre compañías concretas.

3. Analiza los servicios que ofrecen

Es importante que conozcas todos los servicios que ofrece cada proveedor aunque no estés interesado en utilizar la totalidad de los mismos. Esto no solo te permitirá conocer más sobre la empresa a la que planeas contratar, sino que también te ayudará a proyectar un desarrollo futuro en conjunto.

Aunque es algo evidente, verifica que los servicios que tienes contemplados contratar forman parte de su oferta y comprueba su viabilidad y compatibilidad; no querrás contratar un servicio que termine siendo problemático o poco útil para la empresa.

En este paso también es importante que te asegures de que la capacidad y el rendimiento de los servicios coincida con las necesidades y objetivos de tu empresa. Además, verifica que los precios y sistemas de pago sean asequibles y empaten con los límites establecidos en tu presupuesto.

Del mismo modo será útil contar con pruebas del producto para implementar una demostración que te permitirá conocer el desempeño de las soluciones en tu empresa antes de concretar cualquier venta y también analizar la calidad del soporte que ofrecen ante cualquier duda o eventualidad.

4. Analiza los sistemas de seguridad

Al elegir un proveedor de servicios en la nube también es conveniente que conozcamos el grado de seguridad que ofrece, ya que esto determinará la disponibilidad de la información, herramientas y servicios que estemos contratando.

Para realizar un análisis adecuado puedes comenzar por investigar datos como la ubicación física de los servidores que permiten el funcionamiento de los servicios ofrecidos.

También será útil conocer la infraestructura física que contempla desde aspectos como la ubicación geográfica, sistemas de ventilación, plantas de respaldo de energía, cuerpos de seguridad en las instalaciones (guardias de seguridad), sistemas de alarma y otras.

Igualmente es conveniente que analices si hay sistemas que refuercen la seguridad de la información y los servidores que ponen en funcionamiento los servicios contratados: desde un antivirus hasta un equipo especializado, encriptación y respaldo de datos.

5. Elige un proveedor y revisa los contratos y políticas

Finalmente elige a un proveedor que responda a todos los criterios analizados o a la mayor cantidad de ellos. Dependiendo de tus objetivos y de las necesidades de tu empresa, es posible que debas seleccionar a varios proveedores, solo asegúrate de que cada uno de ellos esté brindando la mejor solución posible a la necesidad planteada.

También será importante que verifiques que los contratos y políticas de privacidad enumeran todas las cláusulas necesarias para el funcionamiento óptimo de tus soluciones de computación en la nube.

Asegúrate de que figure la confidencialidad y la capacidad de cambiar las restricciones o parámetros siempre que tú así lo requieras, de esta manera no solo estarás contratando una solución de computación en la nube, sino que estarás garantizando una colaboración que te permitirá consolidar una asociación robusta con el proveedor seleccionado.

Ahora conoces todo lo que necesitas saber sobre la nube informática y sus servicios. Puedes obtener más información sobre las aplicaciones que puede ofrecerte en conjunto con una buena oferta tecnológica que potenciará la capacidad de acción y respuesta para tu empresa.

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al día de nuestras últimas noticias y productos