Equilibrio entre productividad y respeto a la vida personal en el teletrabajo, reto para las empresas en México

Con la entrada en vigor de las reformas al Artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo en materia de Teletrabajo o home office, uno de los principales retos para el sector empresarial será encontrar las herramientas que aporten el equilibrio entre mantener la productividad de los empleados; pero al mismo tiempo, brindar todas las garantías que los empleados necesitan para que no se vean comprometidos sus derechos más fundamentales.

Así lo consideró Gustavo Valdez, Director de Redes de Ikusi, empresa especializada en servicios de integración, ingeniería y desarrollo tecnológico, quien en el marco de la entrada en vigor de dichas reformas que regulan el home office, señaló que se ha dado un paso muy importante, “pues una regulación precisa del teletrabajo, finca bases que beneficiarán y darán certidumbre tanto a empresas como a empleados”.

Esta modalidad laboral, que a consecuencia de la pandemia Covid-19 tomó un papel más relevante en México y en el mundo, ha sido una opción sobre la cual Ikusi ha desarrollado en los últimos años diversas soluciones, con el fin de aportar herramientas digitales que faciliten esta experiencia. Una de estas soluciones es el servicio de eficiencia laboral proporcionado por JobCtrl, que es una plataforma que permite a las empresas contar con una mejor visión del rendimiento laboral de cada empleado en el teletrabajo, mediante datos medidos y confiables; pero al mismo tiempo, aporta herramientas a los empleados para que esta experiencia sea más eficiente y adaptable a las condiciones de cada empleado.

Gustavo Valdez señaló que JobCtrl es una solución que permite incrementar la productividad hasta en un 30%, detectar fugas de eficiencia y ayudar a que los equipos de trabajo se concentren en sus tareas, aún a través de la vía remota. Además, el servicio permite descubrir a la empresa puntos de ineficiencia, optimizar la forma de trabajo, así como monitorear, rastrear y comparar en tiempo real cada uno de los proyectos corporativos con información actualizada.

Cabe señalar que de acuerdo a un estudio de la compañía japonesa Fujitsu sobre el impacto del teletrabajo en tiempos de Covid-19, al menos nueve de cada 10 personas les gustaría mantener esta dinámica laboral, (al 51% libremente y al 24% entre una y dos veces por semana), y al menos 68% de los trabajadores se sienten más seguros al momento de tomar decisiones trabajando de manera remota. Además, un dato sobresaliente es que el 57% de los encuestados está de acuerdo en que el teletrabajo intensivo ha unido al equipo de trabajo; se han incorporado cambios positivos en las maneras de trabajar y se sienten satisfechos con el entorno tecnológico proporcionado.

Gustavo Valdez señala que estos datos son reveladores pues muestran que esta modalidad de teletrabajo está trayendo consigo beneficios directos a los empleados, principalmente a su salud psicológica y emocional, factores que son imprescindibles para la productividad laboral y el crecimiento de la empresa. Indicó que la salud emocional de los empleados y el teletrabajo son temas que están estrechamente relacionados, pues con esta nueva modalidad de trabajo, las empresas deben vigilar que además de la productividad, los empleados puedan separar y organizar sus tiempos de modo que puedan equilibrar su vida laborar con la vida personal logrando impactar positivamente en la salud emocional de los colaboradores.

Finalmente, Gustavo Valdez indicó que una parte fundamental de las reformas en materia de teletrabajo, es el hecho de que las empresas están buscando establecer mecanismos de capacitación y asesoría constante a sus empleados, en lo referente al uso adecuado de las tecnologías de la información.