El departamento financiero en el 'core' del negocio: anticipación y agilidad

  • 13 Oct 2020
  • Compártelo en

Escrito por:

Luis Rodríguez

Luis Rodríguez

Director financiero del negocio de Redes de Telecomunicaciones y TI en LATAM

https://www.linkedin.com/in/luisrodriguezmartin/

El pasado 16 de marzo México se confinó. Como en otros muchos países vivimos con incertidumbre y preocupación la nueva situación. Pero, tras esta primera y humana reacción, en Ikusi nos pusimos manos a la obra.

Durante las primeras semanas, pusimos en marcha varias iniciativas para salvaguardar la propia continuidad del negocio de Ikusi, poniendo el foco en ciertas actividades clave como la implementación de medidas para la reducción de gasto o la aplicación de acciones concretas para salvaguardar la caja, entre otras.

Todo ello, además, en un contexto de devaluación del peso mexicano de más del 30% que generaba, si cabe, más incertidumbre.

Fuimos conscientes de que, a pesar de este entorno de complejidad, había que articular nuevas propuestas imaginativas y hacerlo con rapidez para dar continuidad a nuestro propio negocio y lograr que proyectos que ya se estaban implementando, y otros que sabíamos que nuestros clientes necesitaban, pudieran salir adelante. La anticipación y la agilidad se convirtieron en nuestras máximas.

Lógicamente, nuestros clientes también se encontraban en un contexto de incertidumbre. Sin embargo, necesitaban de la tecnología no solo para garantizar su propia continuidad de negocio, sino también para poder dar servicio al conjunto de la población confinada que necesitaba adaptarse a esta nueva situación. 

Este último aspecto era esencial para uno de nuestros principales grupos de clientes. Me refiero a los Service Providers, operadores de telecomunicaciones, que constataban como se incrementaba su demanda.

Decidimos pasar de las palabras a los hechos y definimos un programa de financiación para nuestros clientes, al que denominamos Ikusi Financial Services, habilitado para México y Colombia, con el apoyo y colaboración de nuestro partner estratégico Cisco Capital. 

Escuchamos a nuestros clientes, les entendimos y decidimos darles la certidumbre suficiente para que desarrollaran con nosotros los proyectos que ya tenían previstos e, incluso, para que se embarcaran en nuevas iniciativas.

Y, ¿cómo lo hicimos? Planificando en conjunto con los clientes un calendario de implementación y de pagos que les permitiese hacer frente a sus necesidades. Pusimos la propuesta sobre la mesa a finales de mayo, principios de junio, y en julio ya teníamos importantes contrataciones bajo este modelo.

Hemos hecho realidad la máxima de poner al cliente en el centro de nuestra actividad. Hemos echado mano de la empatía, del conocimiento de nuestros clientes y de sus mercados para diseñar una herramienta excepcional y a su medida para estos tiempos insólitos que nos ha tocado vivir. Nos hemos anticipado y lo hemos hecho con agilidad, asegurando la continuidad del negocio de nuestros clientes y, en consecuencia, del propio negocio de Ikusi.