Seguridad en la nube: ¿puedes confiar en ella?

16 de marzo de 2021

Todos nos hemos preguntado más de una vez si la seguridad en la nube está garantizada. Desde usuarios comunes hasta empresas almacenan información valiosa en servidores remotos, como documentos, fotos y videos, y la privacidad de estos archivos en un tema de interés. Es muy lógico preguntárselo: nuestra información está en un servidor en la web y a la web tiene acceso cualquier persona con un dispositivo con conexión a Internet; entonces, ¿cómo nos aseguran que nuestros archivos están seguros? La realidad es que la seguridad es una garantía, siempre y cuando el usuario o empresa que utiliza dichos sistemas complemente y establezca sus controles de ciberseguridad en la infraestructura, información y datos, con los mecanismos existentes de los proveedores de nube. Esto reduce de manera significativa la vulnerabilidad y el nivel de exposición al riesgo. Para que lo entiendas mejor, a continuación te explicaremos qué es la seguridad en el entorno de cloud computing y, a ciencia cierta, cómo está garantizada.

¿Qué es la seguridad en la nube?

La seguridad en la nube es un servicio que ha vivido un gran crecimiento en los últimos años a través de las diferentes funciones que tiene las tecnologías de la información tradicional, como la protección de datos ante amenazas de robo, filtraciones y/o la manupulación no permitida de los mismos. Puede definirse como un conjunto de prácticas, mecanismos y parámetros que aseguran la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los datos, que permiten que estos sean visualizados y manejados únicamente por usuarios autorizados. Si bien es un elemento moderno e innovador, la seguridad en la nube es muy parecida a cualquier método de seguridad tradicional, la cual considera cuatro elementos indispensables para su correcta operación:

Disuasión

Busca inhibir los ataques, accionando actividades de manera anticipada cuando existe un mal uso de la información de usuarios no permitidos.

Prevención

Maneja de manera adecuada posibles vulnerabilidades, para minizar algún riesgo o amenazas a la cual pudiera estar expuesta la información y evitar un impacto.

Detección

En el caso en que suceda algún tipo de ataque, detectarlo de manera inmediata y oportuna, así como reaccionar de manera correcta, nos permitirá evitar mayores daños a la integridad de la información.

Resolución

Si sucede algún tipo de ataque, hay que minimizar el daño y aprender del evento. Finalmente busca resolver el daño, limitar las consecuencias, reconstruir y garantizar que no vuelva a pasar para mejorar nuestra ciber-resiliencia.

Elementos de seguridad clave en un servicio de la nube

Más allá de los aspectos de seguridad básicos ya mencionados, existen controles y elementos más rigurosos y específicos que deben formar parte de una solución de cloud para reforzar la ciberseguridad para la disminución del riesgo, como:

Herramientas de seguridad

Mientras más capas de prevención y protección existan, mejor. Muchos de los servicios de ciberseguridad en la nube ofrecen acceso a funcionalidades de seguridad complementarias que ayuden a cuidar de manera más integral la información. Dichas herramientas nos pemiten mantener niveles de seguridad adecuada dentro del entorno de nube, brindando en todo momento la visibilidad del nivel de riesgo en el cual se pueden encontrar nuestros datos. Debemos de considerar 4 aspectos fundamentales de cibeserguridad cuando nuestra información se encuentra en la nube:
  • Protección de nuestro entorno de nube con infraestructura de seguridad como servicio.
  • Visibilidad del nivel de riesgo de nuestro entorno de nube para ajustar nuestra postura de seguridad de manera adecuada.
  • Gestión adecuada de los accesos para identificar en todo momento quien manipula la información
  • Validación de la seguridad en programación de las aplicaciones que se generan en el ambiente de nube.

Responsabilidad compartida

A pesar de la seguridad en la nube puede estar prácticamente garantizada, es importante recordar que en estos sistemas existe una responsabilidad compartida entre el proveedor de servicios y el usuario. Por un lado, el proveedor de servicios se encarga de gestionar la infraestructura digital como los servicios de almacenamiento, informática y de redes, y por otro el cliente debe hacer su parte, como resguardar los datos de autenticación y cuidar el tipo de conexión utilizada, entre otras cosas. Por eso es muy importante que los usuarios tomen medidas complementarias que ayuden a reforzar los sistemas de seguridad en la nube. A continuación te presentamos algunas:

Ciberseguridad del ambiente de la nube

Aquí encontramos los elementos de seguridad de este entorno en general, basados en la ciencia de datos y la analítica, entre otras prácticas.

Seguridad en la infraestructura de la nube

La infraestructura virtual se compone principalmente de los servidores, los almacenes de datos y algunos otros recursos para el funcionamiento de la nube. Estos son también un objetivo común de los ciberataques.

El proveedor de la solución en Cloud debe garantizar al usuario final la seguridad en estos elementos, así como soporte y seguimiento continuo para apoyar en caso de que se detecte una vulnerabilidad.

Accesos seguros al ambiente de la nube

Los usuarios deben establecer prácticas de seguridad complementarias, para evitar que algún elemento inapropiado tenga acceso no autorizado a esta infraestructura, lo cual podría derivar en una interrupción del servicio. Resguardar las claves, cifras conexiones y otros principios de ciberseguridad fundamentales quedan en manos del usuario final. También es importante tomar en cuenta la protección de la consola de gestión para poder administrar las cuentas adecuadamente, así como para configurar servicios, atender problemas y monitorear.

Seguridad en los desarrollos ágiles de la nube

Se trata de reforzar las medidas y acciones de seguridad durante el crecimiento y las diferentes dinámicas de uso de la solución en la nube. Para que esto sea posible, las herramientas deben ser escalables, actualizarse de manera oportuna y adaptarse a los requerimientos concretos del usuario. ¡Y listo! Si leíste hasta aquí ya sabes que utilizar la nube es como tener tu información en una cámara acorazada. Como ves, la seguridad en la nube es un todo un ecosistema con diversos mecanismos y prácticas. A la vez, también demanda que el usuario ponga de su parte y se enfoque en resguardar su información de manera adecuada. ¿Te gustó esta lectura? Suscríbete a nuestro blog y mantente al día en todo lo que necesitas saber seguridad en la nube.

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al día de nuestras últimas noticias y productos