Ciberseguridad en el teletrabajo: 6 recomendaciones para resguardar la información de tu empresa

June 14, 2021

En los últimos tiempos, la ciberseguridad en el teletrabajo se ha convertido en uno de los temas que más preocupa a los gestores de las empresas modernas, principalmente en virtud de la sofisticación y del crecimiento de los ataques cibernéticos a las redes corporativas. 

De hecho, implementar prácticas de seguridad de la información en el sistema de trabajo home office es indispensable para que las empresas puedan asegurar la confiabilidad, integridad y disponibilidad de los datos estratégicos y archivos durante las actividades a distancia.

¿Quieres descubrir más información acerca de los mecanismos de ciberseguridad en el teletrabajo? ¡Entonces, continúa leyendo este post, pues aquí encontrarás contenidos muy relevantes acerca de este tema!

El teletrabajo y sus riesgos para la seguridad de la información

El home office se ha convertido en una tendencia al aportar ventajas tanto para las empresas como para los trabajadores.

En lo que concierne a las organizaciones, el teletrabajo posibilita:

  • Reducir los costos operacionales.
  • Mejorar la productividad y la motivación de los trabajadores.
  • Retener talentos.
  • Mitigar los desperdicios de recursos como materiales de oficina.
  • Contratar personal capacitado y especialistas independientemente de su localización geográfica.

En efecto, sus numerosos beneficios han estimulado que las empresas apuesten cada vez más en tecnología orientada a la modalidad. Tanto es así que, de acuerdo con un estudio realizado por Gartner, se estima que las organizaciones invertirán 332 000 millones de dólares en recursos para el teletrabajo a lo largo de 2021. 

Por otro lado, el trabajo home office permite que los colaboradores:

  • Economicen tiempo.
  • Tengan más libertad para organizar sus agendas.
  • Puedan ejercer sus tareas desde la comodidad de su hogar.
  • Se sientan más satisfechos con la empresa y con su trabajo.
  • Mejoren su calidad de vida.

Como ves, el teletrabajo es una práctica muy interesante para ambas partes. Sin embargo, existen situaciones que pueden comprometer su efectividad y el panorama positivo: nos referimos a los delitos virtuales. 

Al adoptar la dinámica home office, tanto las empresas como sus colaboradores deben estar atentos a una serie de factores que pueden potenciar los riesgos que amenazan la seguridad de la información corporativa y de sus públicos, como colaboradores, clientes y proveedores.

En este sentido, es importante considerar que dejar de lado medidas de protección puede acarrear los siguientes incidentes:

  • Violación de acceso a información confidencial.
  • Ciberataques de phishing.
  • Rapto de los datos empresariales.
  • Aprovechamiento de las vulnerabilidades del sistema de gestión.
  • Robo de identidad.

Vale la pena aclarar que estamos hablando de abordajes agresivos y muy complejos. Respecto a esta perspectiva, el informe “Digital Defense Report”, elaborado por Microsoft, señala que las amenazas virtuales son cada vez más sofisticadas y difíciles de detectar.

A pesar de ser una situación preocupante, una investigación llevada a cabo por Kaspersky afirma que el 73 % de los colaboradores no ha recibido capacitaciones sobre ciberseguridad en el teletrabajo. 

Como consecuencia, este es un contexto bastante paradójico que nos llama a la siguiente reflexión: ¿estamos poniendo suficiente atención a la ciberseguridad en el teletrabajo?

Para responder esta pregunta, existen diferentes enfoques, pero generalmente los gestores tienden a referir ciertas inquietudes acerca de los mejores métodos para evitar ciberataques. 

6 consejos para mejorar la ciberseguridad en el teletrabajo

Ante un contexto caracterizado por la alta tecnología y la constante evolución en términos de amenazas, es indispensable invertir recursos en la implementación de acciones que fomenten la seguridad de los datos. 

A continuación, presentamos una lista con las 6 soluciones más útiles y efectivas para evitar posibles ataques a los documentos confidenciales y, de esta manera, optimizar la ciberseguridad en el teletrabajo.

1. Asegúrate de contar con una Virtual Private Network (VPN)

Básicamente, la red privada virtual es una tecnología que posibilita la unión de dos o más dispositivos mediante una conexión particular autenticada, encriptada y segura. 

La red VPN puede conectar la computadora usada para llevar a cabo el teletrabajo al servidor de la empresa, lo que permite usar las herramientas y los datos empresariales con tranquilidad y seguridad.

Para utilizar los recursos y la información empresarial, el usuario debe ingresar credenciales como nombre y contraseña para generar una comunicación segura y confiable entre las dos máquinas.

2. Emplea el cifrado de información

La criptografía abarca un conjunto de técnicas cuya función principal es proteger la información que se intercambia entre un emisor y un receptor. 

Este sistema fortalece la seguridad del mensaje o archivo al mezclar su contenido mediante algoritmos matemáticos que codifican los datos del usuario para que solamente el destinatario los pueda entender.

Por lo tanto, en virtud de su mecanismo de acción, la criptografía se ha transformado en uno de los recursos más utilizados para proteger la privacidad de los datos de una empresa y sus stakeholders o accionistas.

3. Realiza respaldos frecuentes

Durante la jornada de trabajo, las empresas generan una gran cantidad de datos que de no ser almacenados adecuadamente, suelen perderse: para evitar este tipo de problema, es imprescindible que las organizaciones realicen respaldos —backups— frecuentes. 

Gracias a la realización de backups, es posible recuperar la información perdida accidentalmente o a raíz de ataques cibernéticos o robos. 

Las copias de seguridad pueden almacenarse tanto en dispositivos físicos —como servidores específicos para esta finalidad, pendrives y discos duros externos, entre otros— como en la nube.

En la actualidad, recurrir a la nube es una forma económica para almacenar los datos. Sin embargo, es necesario considerar y mantener la seguridad en la información de los datos de nuestra organización con los criterios que estamos mencionando en este artículo.

4. Invierte en software de protección

Los antivirus y antimalware son soluciones fantásticas, ya que previenen, detectan y eliminan amenazas en los dispositivos. Con todo, existen otras opciones muy útiles que, incluso, pueden considerarse como medidas complementarias.

En este sentido, conviene adoptar un esquema de protección de firewall, a nivel red y a nivel dispositivo, dado que controla las actividades de manera continua al identificar conexiones inseguras y otras acciones que puedan indicar un ataque o una amenaza a la seguridad de un usuario. 

Para asegurar un nivel más elevado de protección, los componentes de seguridad puede configurar bloqueos automáticos y activar filtros antispam.

5. Define contraseñas fuertes

El establecimiento de una política de contraseñas eficiente es algo que exige disciplina y la adopción de estrategias que eleven el nivel de la seguridad: implementar claves robustas —que incluyan mecanismos de autentificación por dos factores— es una de las maneras más eficaces de dificultar el acceso de los cibercriminales a los datos.

Vale la pena señalar que la ingeniería social es el camino más usado por los hackers y ciberdelincuentes para ingresar a los sistemas corporativos, quienes estudian el comportamiento de los colaboradores y encuentran brechas para acceder mediante sus credenciales: de hecho, el primer paso para llevar a cabo una invasión suele ser el libre intento de adivinar contraseñas.

En este aspecto, las fechas de nacimiento, nombres de familiares o palabras cortas son los patrones más inseguros y más fáciles de robar. Por este motivo, los sistemas eficientes de contraseñas requieren la adopción de un patrón complejo que mezcle letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.

Como medidas complementarias, es conveniente establecer una cantidad mínima de dígitos —por ejemplo, 8 caracteres— y solicitar el cambio periódico de contraseñas.

6. Implementa una sólida política de ciberseguridad 

La política de seguridad de la información es un conjunto de medidas y procedimientos que una empresa define con la intención de orientar el acceso y el uso de los datos, además de soluciones que garanticen su protección en caso de que ocurran problemas.

Dicho esto, es fácil entender que el reto más importante de una política de ciberseguridad es reducir los riesgos y las vulnerabilidades de los sistemas corporativos. Para ser efectiva, es esencial que abarque aspectos como:

  • Definición de un comité de seguridad o de riesgos que este alineado al negocio.
  • Adopción de normativas practicadas por el mercado, por ejemplo, las normas ISO.
  • Clasificación y manejo de la información.
  • Incorporación de los procedimientos y controles técnicos necesarios para cuidar la información.
  • Consideración de medidas legales necesarias en caso de presentarse un incidente de seguridad.

Más allá de priorizar la creación de una política de seguridad de la información sólida y muy fuerte, es imprescindible difundirla entre los colaboradores e inculcarles la importancia de seguirla a cabalidad.

Para ello, nada mejor que considerar los siguientes tips:

  • Desarrolla una buena comunicación.
  • Implementa cursos o capacitaciones cortas.
  • Identifica “embajadores de la ciberseguridad” y divulga su buena postura y sus actitudes positivas ante los equipos.

¡Hasta aquí hemos llegado!

Si bien optimizar la ciberseguridad en el teletrabajo es un reto complejo, es posible lograrlo al considerar los consejos señalados en nuestro post y tener en cuenta estas 3 recomendaciones:

  1. Verifica dos veces los mensajes enviados por direcciones de correo ajenas a las que trabajas a diario.
  2. Cuidado con la técnica de phishing en la que el delincuente usa una dirección parecida a la de un usuario real.
  3. Actualiza los sistemas y las aplicaciones periódicamente para que puedas trabajar con los paquetes de seguridad más recientes.

¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales para alertar a tus contactos acerca de las mejores medidas de ciberseguridad en el teletrabajo!