¿Mi organización está preparada para responder ante un incidente de ciberseguridad? Factores que debes de considerar

15 de octubre de 2021

La transformación digital es un pilar fundamental de las organizaciones del siglo XXI. A partir de la implementación de tecnología, las empresas obtienen mejores resultados, pero esto también implica que deben hacer frente a nuevos desafíos. Uno de ellos es tener un plan de respuesta ante un ciberataque o incidente de ciberseguridad.

Los ciberataques son eventos que pueden afectar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de datos o sistemas, y dependiendo de la industria, su impacto puede tener diferentes repercusiones. Entre los más comunes se encuentran los ataques de denegación de servicio (DDoS), la exfiltración de datos y el acceso no autorizado a los sistemas de la organización para fines totalmente ajenos al negocio.

La respuesta a incidentes o incident response (IR) es una metodología que las organizaciones aplican ante un incidente de ciberseguridad. Contar con un plan de respuesta a incidentes, es central para mitigar las consecuencias de los ciberataques y asegurarse de que la organización se recupere lo más rápido posible.

Esta metodología tiene como objetivo minimizar riesgos e impactos en posibles futuros ataques, la pérdida de datos y la confianza de los consumidores. A su vez, les permite a las organizaciones aprender de los incidentes y estar cada vez mejor preparadas ante un evento similar.

Por eso, en este artículo te contaremos todo lo que debes tener en cuenta para poder responder a un incidente de ciberseguridad en tu organización. 

¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo estar preparado para un incidente?

Al igual que en muchos ámbitos, cuando hablamos de ciberseguridad, prevenir es mejor que reaccionar. De ahí la importancia de poner en marcha un plan estratégico para minimizar y, en última instancia, responder a un incidente.

Lo primero que debes saber es que existen variantes la definición de los planes de ciberseguridad de respuesta a incidentes. En ese sentido, el programa se deberá implementar acorde las necesidades del negocio, es decir, dependerá de su enfoque de mercado, su tamaño, de su infraestructura tecnológica que soportan sus procesos críticos de negocio y del tipo de datos que gestiona.

Dicho esto, hay algunos lineamientos generales para orientar el diseño de un plan de respuesta a incidentes. Enseguida, te contamos cuáles son.

Identificar y organizar las funciones de los colaboradores y directivos

El primer paso para proteger a una empresa de ciberataques es identificar y organizar las funciones del personal y alinear sus objetivos al negocio. Por ejemplo, muchas veces hay un equipo dentro del área de IT que se encarga específicamente del incident response, sin ser este suficiente; en otros casos es necesario la coordinación de varias áreas (Negocio, Procesos y Operativas), lo cual permite tener un mejor enfoque de respuesta para enfrentar este tipo de eventualidades. 

Además, es importante el involucramiento y definir claramente las responsabilidades del comité directivo en este tipo de planes, por ejemplo el director de sistemas de información (CIO), el director de seguridad de la información (CISO), director de finanzas (CFO), Director General (CEO), así como la definición del equipo legal, el equipo de comunicaciones corporativas que deberá estar trabajando en esta planificación. Tener en claro el alcance de cada rol dentro de la organización en los planes de respuesta a incidentes, es esencial para responder de forma rápida y efectiva a un incidente

Definir políticas de seguridad

Las políticas de seguridad sirven para identificar qué activos de la empresa deben ser protegidos y cómo hacerlo. A su vez, permiten establecer estándares de ciberseguridad con los cuales deberá estar operando la organización.

En organizaciones pequeñas, es común que las políticas y estándares de seguridad se encuentren en un mismo documento. En cuanto a las más grandes, es probable que cuenten con grupos dedicados en la definición y aseguramiento de la aplicación de dichas políticas. 

Dichos lineamientos, son la base sobre la cual se deberán ejecutar los procedimientos de ciberseguridad. A partir de ellos, los responsables de la seguridad dentro de la empresa, pueden especificar las pautas a considerar con los diferentes departamentos internos para gestionar de manera efectiva un incidente de seguridad en caso de presentarse. 

Implementar controles de seguridad

Una vez definidas las políticas y procedimientos, es posible la integración de los controles de seguridad correspondientes para lograr la implementación de las posturas de seguridad necesarias. En esta etapa, son vitales los análisis de riesgos, ya que con dicha información es posible identificar las prioridades de donde se deben de reforzar los lineamientos de seguridad para mantener una alineación con el negocio.

Los controles de seguridad son medidas de protección que buscan detectar, mitigar, minimizar o responder a incidentes. Entonces, los controles pueden ser detectivos, preventivos o correctivos.

Para guiarse, las organizaciones pueden usar de base un marco de trabajo creado por referentes de la ciberseguridad. Por ejemplo, el del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) o el ideado por el Centro para la Seguridad de Internet (CIS).

Tener en cuenta que estos lineamentos, son buenas referencias para minimizar el impacto de un posible incidente de ciberseguridad. Sin la consideración de estos criterios, las organizaciones pueden enfrentar grandes retos para aplicar un plan de respuesta a incidentes efectivo.

Las 6 fases para responder a un incidente de ciberseguridad

Ya vimos los factores que inciden en la capacidad de una organización de responder a ciberataques. Ahora bien, ¿cuáles son los componentes de un programa de respuesta a incidentes de ciberseguridad?

Tomando como base el marco de referencia NIST, un plan de incident response consiste en las siguientes etapas ¿Sabes cuáles son? A continuación, indagamos en ellas.

1. Preparación

Se trata de una de las partes más importantes de la respuesta a incidentes. Durante esta etapa, la organización se prepara para alguna eventualidad disruptiva que pudiera ocasionar un algún impacto al negocio. Básicamente, consiste en responder una serie de preguntas acerca del plan de respuesta:

  • ¿Cómo se declara una situación de respuesta a incidentes? La fuente a través de la que una organización es notificada varía. En algunos casos, los usuarios o administradores, pueden notar actividades sospechosas y alertar a la empresa de una situación anómala, con base a los criterios definidos en el plan de respuesta a incidentes. De igual manera, se puede identificar y declarar una situación de alerta, con la información que es obtenida por controles tecnológicos de seguridad desplegados dentro y fuera de la empresa.
  • ¿En qué casos se avisa a la administración? Es importante mantener un criterio para declarar una situación de alerta ante un incidente de seguridad, utilizando canales de comunicación predefinidos dentro de la empresa, con la finalidad de evitar provocar un pánico innecesario en la organización. Sobre todo, cuando el incidente no fue confirmado. Sin embargo, es importante evaluar la declaratoria del incidente acorde a consideraciones pre-definidas, para evitar demoras en la toma de decisiones ejecutivas.
  • ¿En qué casos se da de baja un sitio o aplicación? Poner un servicio temporalmente fuera de línea puede genera desconfianza con sus clientes. Pero dejarlo online durante un incidente suele ser contraproducente si no se puede contener el incidente. Cualquiera sea la decisión en cada escenario, hay que definirlo de antemano sin perder de vista que es necesario recolectar el mayor número de evidencias para el análisis de incidente y su posible impacto.
  • ¿Cuáles son los incidentes de ciberseguridad más probables? Hay muchos tipos de ciberataques. Según sus características particulares, una empresa puede ser más propensa a atravesar una u otra amenaza según su giro de negocio, pero cualquier organización puede estar expuesta a dichos riesgos.
  • ¿Cuáles son los primeros pasos a seguir? Es indispensable tener un plan de acción ante la confirmación de un incidente. Así, la organización evita perder tiempo y aumentar el daño. 
  • ¿Qué recursos se necesitan tras un incidente? Por lo general, la empresa va a necesitar personal y asignaciones especiales para planes de contingencia, relaciones públicas o sitios web alternativos. Todo debe estar contemplado en la fase de preparación.

2. Detección y Análisis

Tras recibir la alerta y confirmación del incidente, el siguiente paso es recabar la mayor cantidad de información posible sobre el incidente. El equipo designado de respuesta a incidentes, debe identificar la causa del evento y su posible alcance.

De esa manera, el equipo es capaz de asignar niveles de severidad al ataque y pasar a la fase de contención.

3. Contención

Una vez determinado el posible impacto del incidente, es hora de contenerlo. Para atravesar esta fase de forma efectiva, es conveniente responder una serie de preguntas, al igual que en la preparación.

  • ¿Se necesita de apoyo externo? Si bien muchos ataques pueden ser gestionados por el equipo interno, los de gran alcance pueden obligar a la empresa a buscar ayuda externa.
  • ¿Qué tan importantes son las áreas afectadas? Si el incidente afecta activos críticos de la empresa, el equipo designado, necesita responder con prontitud para evitar impactos al negocio. Además de acelerar el proceso de recuperación, deben proveer alternativas para que las funciones críticas sigan funcionando durante el incidente en curso.
  • ¿Crear o no una imagen forense? Preservar los sistemas afectados a través de una copia forense es la mejor forma de conocer los detalles del incidente y, así, prevenir futuros ataques. Sin embargo, el proceso puede agregar costos y retrasar la recuperación.
  • ¿Qué herramientas o técnicas de contención usar? Cada organización debe idear formas de contener el incidente para evitar que se propague a otras redes, sistemas o usuarios. Identificar los escenarios posibles en la etapa de preparación facilita este proceso.

4. Erradicación

En esta fase el equipo de seguridad elimina definitivamente la amenaza que causo el incidente. El método para lograrlo depende del tipo de ataque que hayan recibido. Todas las acciones deben ser meticulosas. Además, el equipo tiene que asegurarse y dar confirmación de que las medidas fueron efectivas.

5. Recuperación

Luego de la erradicación, hay que recuperar todos los sistemas afectados por el incidente. Los servicios que quedaron offline deben volver a estar en línea y todos los datos modificados deben repararse. 

En muchas ocasiones, la incorporación de sistemas afectados aumenta el riesgo de volver a introducir amenazas. Por eso, durante esta fase se recomienda en la mayoría de las veces, realizar su reinstalación desde cero y mantenerlos monitoreados de manera especial durante un periodo considerable.

6. Informe

Al final del programa de respuesta a incidentes, la organización tiene que documentar el evento, las medidas que se tomaron y sus resultados. El informe también debe incluir recomendaciones para prevenir futuros ciberataques. Una vez documentado, el incidente de ciberseguridad se da por resuelto.

Se trata de una fase fundamental. El análisis del incidente es lo que le permite a las organizaciones aprender de sus errores y aciertos. En definitiva, es uno de los elementos más importantes del proceso de incident response

La digitalización obliga a las organizaciones a estar preparados para eventos indeseados como los ciberataques. Sin duda, implementar un programa efectivo de respuesta a incidentes es todo un desafío.

Pero también es cierto que se trata de la mejor forma de reducir riesgos y minimizar los efectos negativos de un incidente de ciberseguridad. Teniendo en cuenta la evolución de las ciberamenazas, vale la pena invertir tiempo y recursos en un plan de respuesta.

¡Eso es todo! Ahora ya sabes cuál es la función de un plan de respuesta a incidentes de ciberseguridad y qué factores debe tomar en cuenta tu empresa. ¿Te ha interesado este artículo? Si es así, te invitamos a compartirlo en tus redes sociales.

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al día de nuestras últimas noticias y productos