¿Cómo crear una estrategia de respuesta ante riesgos efectiva?

¿Cómo crear una estrategia de respuesta ante riesgos efectiva?

Cuando tu empresa ya ha ingresado al mundo digital, es importante que cuentes con mecanismos que te permitan superar situaciones no planeadas. Por eso, es fundamental planificar una respuesta ante riesgos, así tu organización podrá resolver mejor cualquier eventualidad y mitigar sus daños.

Entonces, ¿cómo crear una estrategia de respuesta ante riesgos efectiva? ¡Sigue leyendo este artículo!

¿Qué es la planificación de respuesta ante riesgos?

Es un elemento crucial dentro de la gestión de riesgos de una empresa. No solo les permite a las organizaciones visualizar distintos escenarios de emergencias, sino además identificar posibles soluciones a los problemas de forma anticipada.

Aunque esta planeación no es una garantía para la resolución de problemas o riesgos a los que se puede enfrentar la empresa, sí es suficiente como para minimizar o reducir el impacto que dichos imprevistos pueden ocasionar en la compañía.

La estrategia de respuesta se complementa con el análisis de riesgos, que evalúa las probabilidades de que dichos riesgos sucedan, con base en las circunstancias específicas del entorno y otros elementos que pueden propiciar que se materialicen o no esos escenarios.

De esta manera, es posible priorizar las estrategias de respuesta ante escenarios que tienen mayor probabilidad de amenazar la integridad de la empresa, evitando enfocar los recursos en escenarios que tienen bajas posibilidades de suceder.

¿Cómo planificar una respuesta ante riesgos efectiva?

Es importante saber que ninguna planificación, por más detallada que sea, puede eliminar en un 100 % las probabilidades de que los riesgos o situaciones no planificadas se presenten.

No obstante, dependiendo del enfoque que considere la organización, es posible estar protegido frente a las amenazas. A continuación, encontrarás los pasos básicos para que tu planificación de respuesta ante riesgos sea lo más efectiva posible.

1. Realiza un análisis de las condiciones de tu empresa

Antes de que plantees un plan de respuesta ante riesgos, es necesario que identifiques las condiciones de tu compañía. Así podrás concentrarte en las áreas que tienen mayor posibilidad de sufrir un gran impacto ante los riesgos.

Esto te permitirá enfocar los recursos económicos y humanos a los departamentos que más respaldo necesitan en tu empresa. También facilitará que preserves la integridad de tu empresa a pesar de las dificultades o riesgos a las que tenga que enfrentarse.

2. Elige la perspectiva con la que quieres abordar la planificación

Esto tiene que ver con el enfoque que tomarás en la planificación. Aquí aparecen diversas alternativas:

  • Eliminar el riesgo: Habrá casos en los que podrás evitar o eliminar el riesgo prácticamente de forma absoluta, pero esto siempre tendrá sus costos e incluso cuando creas que no hay probabilidad de riesgo, la hay.
  • Mitigar el impacto: Ora perspectiva consiste en la mitigación o reducción del impacto que los riesgos pueden representar para la compañía. Es probablemente la mejor estrategia porque prepara a la empresa a enfrentarse a escenarios que en muchas ocasiones no se pueden evitar.
  • Transferir o compartir el riesgo: Normalmente, involucra la contratación de un tercero especializado que puede encargarse de gestionar el riesgo e impacto en la empresa en caso de presentarse.
  • Aceptar el riesgo: Las empresas toman este enfoque cuando realmente escapa de las manos el poder hacer algo respecto a algún riesgo. Al hablar de planes de respuesta ante riesgos, este enfoque es el menos seleccionado, ya que al aceptar riesgos ineludibles, lo única estrategia posible es la contratación de un seguro que no cubriría el total de infraestructura o activos perdidos.

3. Elabora la planificación de respuesta ante riesgos

Una vez que has decidido qué enfoque vas a utilizar para tu empresa —pueden ser varios dependiendo de cada departamento, por ejemplo—, debes redactar la planificación de respuesta antes los posibles riesgos identificados.

Es importante que durante la creación de este documento tengas en mente que debes darle prioridad a aquellos escenarios o riesgos que tienen más probabilidad de suceder. También será fundamental que priorices aquellos riesgos que impliquen un mayor impacto.

4. Evalúa la planificación con base en las circunstancias específicas de tu negocio

Una vez finalizada la planificación, será de gran utilidad realizar la evaluación de la misma con base en lo que realmente sucede en tu empresa. Después de todo, las condiciones específicas de la organización son un factor determinante para determinar las estrategias adecuadas.

Esto te permitirá saber cuánto impacto tendría considerar o no ciertas estrategias y en qué departamento es más necesario tener un plan que facilite la gestión y resolución de problemas o riesgos que se presenten de forma imprevista.

5. Monitorea los resultados de tu planificación

Después de la evaluación, es relevante que estés al pendiente de los resultados que está teniendo tu estrategia o plan de respuesta ante riesgos (de preferencia en tiempo real). Así podrás hacer apuntes sobre aquellas áreas en que faltó una protección.

También lograrás mejorar el rendimiento de tu estrategia siempre que te sea posible implementar modificaciones durante la ejecución de tu plan. Recuerda que para esto puedes utilizar servicios y herramientas especializadas.

Estas te ayudarán a mantener un registro confiable del rendimiento de tu estrategia y facilitarán que todas las personas involucradas estén al pendiente de los cambios realizados durante la ejecución o puesta en marcha de tu plan.

6. Compara tu estrategia con las condiciones del mercado

Cuando ya creaste, evaluaste, pusiste en marcha y monitoreaste tu plan de respuesta ante riesgos, lo siguiente es comparar tu estrategia con el mercado: lo que otras empresas de tu giro han planificado.

Si bien es cierto que cada compañía es única y que las estrategias deben de estar adaptadas con base en sus circunstancias, comparar tu planeación con otras y con el estándar del mercado te permitirá mejorar la calidad de forma sencilla.

7. Actualiza la planificación con base en los resultados

Monitorear y comparar facilitará que actualices la estrategia que hayas planificado en un principio con los mejores elementos y datos disponibles.

No te olvides que esto es algo que tendrás que poner en práctica de manera constante para mejorar el rendimiento y reducir al máximo todos los riesgos a la integridad de tu compañía.

Si después de leer este contenido quieres conocer más sobre las soluciones y servicios de software que tenemos por ofrecerte, visita nuestra página para conocer más sobre los servicios bajo demanda de colaboración avanzada.

Solicita información
×
Consentimiento
Consentimiento(Required)