Conoce la relación entre la protección de datos e Inteligencia Artificial

La información que las empresas usan para ejecutar múltiples proyectos y que son generados o gestionados a través de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning puede llegar a ser sustancial y, por supuesto, diversa.

En la mayoría de los casos esta información no contiene datos personales de usuarios y se usan únicamente con fines estadísticos. Sin embargo, existen casos en los que las operaciones implican la recogida y análisis de información propia del usuario donde los procesos conjuntos de protección de datos e Inteligencia Artificial entran en el juego.

En este post te explicaremos la relación que existe entre la protección de datos y la IA, así como el impacto que esta tecnología tiene en el uso de información personal de usuarios y cómo proteger estos activos de cara a una mayor transparencia.

¡Lee hasta el final!

Relación entre protección de datos e Inteligencia Artificial

Cuando el empleo de la Inteligencia Artificial —a través de un algoritmo que toma un papel decisivo en la toma de decisiones— necesita de la recopilación, uso, divulgación o almacenamiento de datos personales, nos encontraremos —basados en la normatividad vigente en México— ante un proceso de manejo de datos personales y, por ello, las organizaciones están obligadas a adaptarse a las normativas y regulaciones estipuladas en el derecho humano a la protección de datos personales, estipulados en la Constitución Federal y otros mecanismos.

La IA como herramienta de recogida y análisis de datos posee diversos usos, que se encuentran extendidos en numerosas actividades de la rutina humana. Por ejemplo, la IA es usada regularmente en servicios de traducción y reconocimiento de voz, motores de búsqueda como Google y, por supuesto, en las plataformas como Facebook, WhatsApp o YouTube que usamos diariamente.

El algoritmo de Inteligencia Artificial en estos casos es el encargado de optimizar la experiencia de uso y ofrecer funcionalidades diferenciadoras para atraer usuarios.

Las plataformas de Internet conforman un segmento del mercado en el que la responsabilidad por el uso de los datos personales es, como mínimo, compleja.

Si tenemos en cuenta que los efectos y usos relacionados a la protección de datos e Inteligencia Artificial en la mayoría de los casos poseen jurisdicciones y regulaciones internacionales y que, además, operan bajo ciertos términos de uso y políticas individuales de acuerdo al proveedor que son aceptadas de forma previa al servicio, implica que el usuario está sujeto a las disposiciones de cada compañía que proporcione la solución.

Impacto de la IA en el uso de datos personales

Ahora bien, es oportuno preguntarse cuáles son esos escenarios en los que la Inteligencia Artificial es capaz de producir un riesgo real hacia la información personal de los usuarios. Para responder esto, es necesario mencionar que existen dos aspectos inherentes a la IA que son especialmente relevantes para la privacidad.

Automatización

Los sistemas impulsados por IA tienen en sí la capacidad de tomar decisiones de forma automatizada y, esto es posible gracias a la recogida y análisis de datos que le proporciona a las herramientas los insights necesarios para ejecutar una acción sin tener la mano humana de por medio.

Aprendizaje autónomo

Usando la tecnología del Machine Learning, las herramientas de IA pueden usar la experiencia e interacción con los usuarios para obtener patrones de conducta que anticipen solicitudes, necesidades o requerimientos con objetivos enfocados en la eficiencia y productividad.

Entonces, es oportuna la pregunta: ¿Es posible fusionar la IA con la protección de datos?

En ese sentido, hablar de los instrumentos para regular la IA que entran en juego como mecanismos de protección de datos de procesos propios es la mejor forma de entender cómo garantizar el uso responsable y transparente de la información.

Instrumentos para regular la IA

En México poseemos una ley que permite regular la IA: la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (LFPDPPP).

Dentro de su reglamento existe un espectro de aplicación muy concreto que se sostiene en la territorialidad del uso, es decir, para que se pueda aplicar el servicio es necesario que la persona o empresa esté establecida en México.

Por ello, en el país, desde la perspectiva de la privacidad y protección a los datos personales de los usuarios de servicios impulsados por la IA no están cubiertos por la LFPDPPP, en su lugar las reglas dependen exclusivamente de la plataforma cuando no se encuentra establecida en territorio mexicano.

En este sentido, el Reglamento General de Protección de Datos entra como ente regulador para un conjunto sustancial de plataformas y soluciones dentro y fuera de la Unión Europea en temas relacionados al control de los datos personales propios que las empresas tienen.

El objetivo de la ley es establecer una nueva relación entre el usuario y las soluciones, en donde la transparencia sea una obligación y el cumplimiento de diversos estándares de privacidad estén presentes en cada etapa del proceso.

¿Cómo proteger los datos de una empresa a través de las IA?

Las pautas éticas que rodean a la protección de datos e Inteligencia Artificial dentro de la RGPD establecen el marco de referencia para lograr una IA totalmente confiable. Para proteger los datos de una empresa a través del uso de una Inteligencia Artificial es fundamental cumplir con siete requisitos fundamentales:

  • Presencia humana y supervisión constante de las herramientas y soluciones.
  • Infraestructura sólida en aspectos técnicos y de seguridad.
  • Políticas robustas de privacidad y gobernanza de datos.
  • Estándares de transparencia.
  • Priorización de la diversidad, la no discriminación y la igualdad.
  • Protocolos de bienestar ambiental y social
  • Responsabilidad corporativa.

Ahora bien, estos principios no están limitados únicamente a la privacidad de datos y poseen un enfoque en el abordaje de las preocupaciones más importantes relacionados a las IA. Sin embargo, se superponen relativamente a través de los requisitos del Reglamento General de Protección de Datos.

Por ejemplo, el respeto por la independencia humana y su autonomía están beneficiadas, y específicamente la presencia humana y derechos que están ligados como requisitos esenciales cuando una IA se encuentra en uso.

En este sentido, los principios de autonomía y respeto de datos personales del usuario deben ser el foco central para las características principales de los sistemas impulsados por la Inteligencia Artificial.

¿Te interesa aplicar soluciones y herramientas de conectividad y analítica en tus procesos de negocio? ¡Descubre la oferta tecnológica de Ikusi en el ámbito del Internet de las Cosas!

Solicita información
×
Consentimiento
Consentimiento(Required)