Estafas telefónicas: todo lo que necesitas saber para evitar pérdidas en tu negocio

Las estafas telefónicas representan una práctica maliciosa que lleva algunos años entre nosotros. De hecho, es una de las modalidades más comunes para robar datos personales e información bancaria, así que es necesario entenderla a profundidad para desplegar efectivas estrategias de prevención.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), en la primera semana que se creó el Portal de Fraudes Financieros a inicios de 2018 se registraron casi 7 mil visitas en el sitio y se denunciaron más de 270 eventos relacionados con un intento de fraude, ya sea por email, mensaje de texto o las populares estafas telefónicas.

Ahora bien, ¿qué es realmente una estafa telefónica? ¡Sigue leyendo!

¿Qué son las estafas telefónicas?

En síntesis, una estafa telefónica es un robo de datos, dinero o información de las personas a través de llamadas telefónicas o mensajes SMS.

Actualmente existen incontables maneras de engañar a la gente por esta vía para hacerse de dinero por medio de intimidación, ofertas falsas, extorsión, amenazas y muchos otros modus operandi.

En muchas de ellas, los criminales actúan de forma agradable y servicial, pudiendo hacerse pasar por un asesor bancario para ofrecer una nueva tarjeta de crédito o un préstamo, o como un agente de atención al cliente de una reconocida empresa informando que la víctima se ha ganado un gran premio.

Sea cual sea el modo en que lo hacen, la intención es obtener información valiosa de la persona como datos de tarjetas de crédito, las respuestas de seguridad de su cuenta bancaria online o directamente depósitos y transferencias de dinero para acceder a premios, descuentos o productos financieros.

¿Cuáles son los tipos de estas telefónicas más comunes?

Ahora bien, como hemos dicho, existen varias formas en que las estafas telefónicas pueden ser ejecutadas y que vale la pena mencionar y conocer.

1. SMS malicioso

Los mensaje de texto fraudulentos o smishing es una práctica criminal que busca confundir a las personas para que entreguen sus datos personales. Por ejemplo, informándole que un paquete de una tienda no puede ser entregado sin confirmar sus credenciales primeros a través de un enlace.

Cuando el usuario introduce sus datos, estos son robados y utilizados para diferentes fines.

2. Premios falsos

Quizás esta es una de las formas más habituales dado que la emoción de haber ganado un premio de Amazon, Apple, Toyota o cualquier otra marca reconocida puede nublar la mente de las víctimas y hacerles entregar dinero o información valiosa bajo la promesa de recibir un artículo como un celular o un coche nuevo.

3. Alivio de deudas

En este tipo los estafadores ofrecerán reducciones de créditos, tasas de interés o reparación del crédito y pedirán a cambio un depósito a la compañía la cual, evidentemente, no tendrá ninguna relación con la institución financiera de la que es cliente la victima.

4. Secuestros falsos

En México, este tipo de práctica también es muy común y podemos ver decenas de casos al año en los medios de comunicación en donde una persona se hace pasar por un secuestrador que tiene retenido a un familiar de la víctima, siendo esto una mentira.

La intención de esta estafa telefónica es que la persona realice una transferencia bancaria o depósito con el objetivo de “rescatar” a su ser querido sin darse cuenta que esta persona nunca ha sido secuestrada, como este ejemplo reseñado en Milenio.

¿Qué pérdidas generan para las empresas?

El impacto financiero de no contar con protección telefónica, y en general con políticas de prevención, es un punto crítico que vale la pena conocer.

Las estafas telefónicas no solo afectan a los particulares, sino que también son un gran problema para las empresas. Al final del día, en muchos casos, estas son las que asumen las pérdidas de sus clientes a raíz de las estafas.

En concreto, anualmente, las empresas pierden más de 3,180 millones de pesos, que se destinan a resarcir las pérdidas que experimentan sus clientes a raíz de los fraudes, incluyendo los telefónicos, según indicó en una entrevista Hugo Vergara, Gerente de Desarrollo de Negocios de Ikusi.

¿Cómo evitar las estafas telefónicas?

Evidentemente, las estafas telefónicas requieren de la participación de la víctima para poder perpetuarse.

Por ello, a continuación te brindamos algunos tips para evitarlas, que fácilmente puedes aconsejar a tus clientes, o poner en práctica tú mismo si te atacan directamente a ti o a tu empresa.

Colgar el teléfono

Si le llaman haciéndose pasar por agentes de una compañía y piden datos personales o información de tarjetas, lo mejor es colgar inmediatamente, ya que estos datos no deben ser exigidos como forma para obtener algún servicio.

Comprobar la etiqueta o nombre asociado al número

Los teléfonos inteligentes brindan la posibilidad de reconocer llamadas de muchas empresas e instituciones, lo cual permite a los usuarios identificar la compañía que los llama. Si se recibe una llamada de un número desconocido y afirman ser agentes de una de esas empresas, la primera recomendación es dudar de cada palabra.

Bloquear números sospechosos

Si se reciben “ofertas” o llamadas que parecen ser intentos de estafas telefónicas, bloquear las llamadas desde el dispositivo o compañía telefónica es el siguiente paso. Con esto se evitará recibir este intento de robo nuevamente.

Protección telefónica con Ikusi

El servicio avanzado de protección telefónica de Ikusi permite identificar, bloquear y redireccionar llamadas que contengan patrones de intento de fraude, extorsión, suplantación de identidad o que pretendan saturar la red telefónica con intenciones ilícitas.

Gracias al servicio de colaboración, que también incluye gestión de gastos de comunicación y eficiencia laboral, las empresas pueden:

  • Generar ahorro en el ámbito de telecomunicaciones
  • Ver y controlar activos de la compañía
  • Gestionar activos y gastos
  • Aumentar la eficiencia a nivel organizacional
  • Visión confiable de las operaciones diarias
  • Horarios basados en el cumplimiento de proyectos

De esta forma, tu empresa no solo estará optimizada para controlar sus gastos y operaciones de comunicaciones, sino que también podrá reducir o eliminar los casos de extorsión telefónica, la exposición de empleados ante fraudes y evitar la pérdida de información y de dinero.

Así, la organización contará con toda la protección necesaria para no ser parte de las estadísticas que incluyen tantas pérdidas económicas y, por supuesto, reputacionales.

¿Te interesa conocer más sobre los servicios de colaboración avanzada de Ikusi? Siguiendo este enlace verás todos los servicios que pueden ser parte de su organización para blindarla contra cualquier amenaza.

Solicita información
×
Consentimiento
Consentimiento(Required)