3 riesgos IoT que debes conocer para aprender a evitarlos

3 riesgos IoT que debes conocer para aprender a evitarlos

Internet le ha dado un giro increíble a los procesos empresariales. Pero, así como hace posible el funcionamiento de nuevas tecnologías, también le abre las puertas a riesgos IoT, ¿sabes qué es y cómo puedes protegerte? Quédate con nosotros, porque sobre ello hablaremos en este artículo.

Se trata de amenazas digitales reales como, por ejemplo, el robo y destrucción de datos. El Internet de las Cosas (IoT) crece aceleradamente y mantenernos alejados de la digitalización no es una opción, lo que sí puedes hacer es aplicar medidas de ciberseguridad.

Ninguna empresa está exenta de ser atacada. Así que, aquí te dejamos las tres amenazas más significativas que tienen puerta de entrada cuando te conectas al Internet de las Cosas, también vamos a decirte qué hacer para evitarlas.

1. Ransomware

Es el más importante de los riesgos Iot y se trata de un malware que bloquea el acceso de los usuarios a los dispositivos conectados a la red. Luego, para permitir que los equipos puedan usarse nuevamente, los delincuentes solicitan un rescate.

En otras palabras, es un secuestro del entorno digital que puede afectar seriamente a una empresa. Los pagos requeridos suelen ser cifras millonarias.

Uno de los ataques de Ransomware más importantes ocurrió en el año 2021 a la empresa estadounidense Colonial Pipeline Company. Fue tan devastador que afectó el suministro de combustible a gran parte de Norteamérica.

Luego de hacer el ataque cibernético solicitaron un pago de 4,4 millones de dólares y Colonial Pipeline Company tuvo que parar sus labores durante seis días, ¿increíble, verdad?

Cómo este ataque, han ocurrido decenas desde la década de los 80. Cada uno de ellos adaptado al entorno digital de la época.

¿Cómo protegerse Ransomware?

Este malware funciona como una infección, una vez que encuentra cómo ingresar al sistema se adueña de los dispositivos y se propaga. Así que, la mejor manera de evitar ser víctima es protegerse.

Invierte en un programa de seguridad en IoT, es fundamental que esté diseñado para frustrar ataques avanzados. La razón es que se trata de una amenaza que se hace más sofisticada con el pasar del tiempo y puede vulnerar sistemas de protección que no estén a la par de los nuevos avances tecnológicos.

También tienes que crear una cultura de ciberseguridad en tu empresa. La mayoría de estos ataques llegan a través de un email malicioso, si tus empleados están formados para detectar este tipo de amenazas tienes la mitad del camino andado.

2. Spoofing

Se trata de técnicas de hacking con las que los delincuentes digitales acceden a la red y se roban la identidad de los usuarios. Cuando este tipo de amenazas logra ingresar al sistema, pueden realizar diversos ataques asociados a Spoofing como:

  • Suplantación de dirección IP: Con el uso de la dirección IP de tu empresa, los delincuentes digitales tienen la posibilidad de enviar paquetes de datos y así atravesar protecciones Fireworks. El resultado es un colapso del sistema.
  • Suplantación de DNS: El atacante accede a los servidores, modifica las direcciones IP y así tiene el control para redirigirlas a otros servidores maliciosos.
  • E-mail spoofing: Es muy peligroso, porque se adueña de la identidad de tu empresa para enviar correos a, por ejemplo, la base de datos de tus clientes y solicitarles información sensible en tu nombre, hacer spam, entre otras acciones.

¿Cómo protegerse de Spoofing?

La suplantación de identidad puede causar estragos a una Pequeña y Mediana Empresa (PYME). Cualquier dispositivo conectado a IoT es una puerta de entrada, cuando decimos cualquiera, ¡no exageramos! Tienes que cuidar de estos ataques a todos los equipos que forman parte de la red.

Un programa de seguridad para navegación web y la autenticación de múltiple factor son las mejores opciones de protección.

Funcionan analizando los archivos de los correos electrónicos, aplicaciones y todo aquello que esté en la nube. Además, garantiza que solo personal autorizado tenga acceso a información vulnerable.

Con esto, no proteges exclusivamente a la empresa, sino también a tus clientes.

3. Acciones de espionaje

Vamos a explicar esto con un ejemplo de un conocido caso de espionaje: en el año 2015 salieron al mercado los juguetes CloudPets. Se trataba de peluches que, conectados a aplicaciones móviles, les permitían a los padres enviar mensajes a sus hijos a través de estos muñecos.

Era necesario abrir una cuenta con el nombre del infante, un correo electrónico y una fotografía.

Hasta allí todo iba bien, el problema es que estas cuentas no tenían un buen sistema de seguridad y terminaron vulnerándose más de 800 mil sesiones. Se sustrajo información personal, fotos y grabaciones de voz.

En algunos casos, los delincuentes cibernéticos, para no divulgar la información, solicitaron el pago de recompensas en Bitcoins.

Si esto ocurrió con un juguete conectado a internet, solo imagina el daño que el espionaje como uno de los riesgos de IoT puede hacer a una empresa.

¿Cómo protegerse del espionaje IoT?

Las medidas de ciberseguridad electrónica, como, por ejemplo, la protección de endPoints, la inteligencia en el tráfico de datos y la autenticación, son opciones que protegen toda la información corporativa y aquella de carácter confidencial.

Con la autenticación de múltiple factor es posible verificar la identidad de los usuarios antes de permitirles acceder a los recursos de la empresa, además de habilitar políticas que permitan tener acceso seguro a cualquier aplicación.

Minimiza los riesgos IoT con servicios de ciberseguridad

Los productos y ecosistemas que conviven en el Internet de las Cosas, no han sido diseñados para ser seguros, sino para brindar un servicio que nos facilite el día a día en las empresas y hasta en el hogar.

Por lo tanto, la protección de datos queda de parte nuestra y en evitar ser víctimas de los ataques cibernéticos está la clave.

Para que tu empresa esté blindada tienes que ir más allá de una cultura de ciberseguridad y de las recomendaciones que ya todos conocemos como, por ejemplo, el cambio constante de contraseñas.

Hoy la digitalización ofrece medidas más fuertes y sofisticadas que van desde la protección de los endPoints hasta el análisis de toda la navegación que ocurre en tus equipos. Solo debes elegir las medidas de ciberseguridad más adecuadas para las necesidades de tu compañía.

Ahora que sabes esto, ¿qué tipo de protección tiene tu empresa?, ¿tus datos están bien resguardados? Te invitamos a conocer nuestros servicios de ciberseguridad, únicamente tienes que hacer clic aquí.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Mantente al día de nuestras últimas noticias y productos.

Consentimiento(Required)