Aprende a reducir o eliminar la amenaza interna en tu organización

Aprende a reducir o eliminar la amenaza interna en tu organización

¿Sabes que es una amenaza interna en la empresa?, ¿cómo puede afectar el desarrollo corporativo? La digitalización trajo consigo importantes ventajas, pero también abrió las puertas para ataques cibernéticos que ponen en riesgo a las compañías.

Las medidas de ciberseguridad no pueden ser solo para proteger a la empresa de las irrupciones que se producen desde fuera de la red, sino también de las que son originadas puertas adentro de la organización.

Quizás no lo sabías, pero en tu empresa se encuentran las principales fuentes para la fuga de información. Aquí te ayudaremos a detectarlas y a tomar las medidas que evitarán que tu espacio digital sea víctima de un ataque.

¡Veamos!

¿Qué es la amenaza interna?

Todo el personal, incluso el de confianza, con acceso a los activos de la empresa representa una amenaza interna. La razón es que, al iniciar una sesión en la red o cualquier equipo corporativo, se puede vulnerar la privacidad del sistema, los datos de la compañía, de los clientes o cualquier otro tipo de información sensible.

Con esto no queremos decir que todos tus empleados van a tomar datos y poner en peligro a la empresa.

Pero sí debes tener claro que las amenazas internas provienen de usuarios que están en la organización y tienen acceso al sistema. El ataque puede realizarse de forma consciente o accidental. En cualquier caso, representa un peligro para la compañía.

Tipos de amenazas internas

Todo el personal con ingresos a la red como empleados, ex-empleados y socios deben considerarse una posible amenaza. Ellos de manera voluntaria o por error humano pueden hacer que el sistema sea vulnerable.

Gartner clasifica las amenazas en varios tipos:

Peones

Son aquellos empleados que, sin saberlo, son manipulados para ejecutar actividades maliciosas. Puede ser a través de la descarga de un malware o cualquier otro archivo que les permita a los delincuentes digitales tener acceso a los datos de la compañía.

Colaboradores

Se trata de empleados que cooperan con personas externas para que estas tengan acceso al sistema y a datos de la empresa.

Con esa puerta de entrada pueden robar información confidencial de los clientes, políticas internas y cualquier documento que vulnere la seguridad e integridad de la compañía.

Lobos solitarios

Son aquellas personas que trabajan en la empresa y realizan actividad maliciosa sin cómplices. Su objetivo es obtener un beneficio que, en la mayoría de los casos, es económico.

Los tontos

Se define como el tipo de personal que se considera exento de las políticas de seguridad y las eluden. Dejan los equipos y el acceso a la red vulnerable y con ello abren una puerta para los atacantes.

Se estima que el 90 % de las intrusiones que sufren las empresas provienen de este tipo de amenazas.

¿Cómo prevenir las amenazas internas?

El primer paso para evitar ser víctima de las amenazas internas es saber que existen y que todas las empresas son vulnerables.

¡Veamos!

1. Disminuya los privilegios de acceso

Dentro de una organización no es necesario que todo el personal tenga acceso a información privilegiada. Así que aplica medidas que restrinjan la entrada a la red, sistemas y equipos.

2. Establece una cultura de ciberseguridad

La educación de los empleados en cuanto a ciberseguridad es clave, porque de ellos depende en gran medida evitar las amenazas.

La mayoría de los ataques provienen de correos electrónicos, contraseñas débiles, entre otros. Que el personal sepa identificar estos riesgos es indispensable.

Para esto puedes usar la herramienta de protección de navegación web de Ikusi. Una vez instalada, realiza una revisión completa de correos electrónicos y de todos los archivos que ingresan al sistema, permitiendo identificar tempranamente posibles amenazas.

3. Desactiva las cuentas que no se usan

Cuando ocurre una rotación de personal, algunas cuentas de usuarios quedan activas por error humano o falta de supervisión.

Es importante que tan pronto un empleado deja de formar parte de la organización, sus accesos sean desactivados.

4. Establece políticas de cuentas y contraseñas

La ciberseguridad de tu empresa debe ir más allá de usuarios y contraseñas que no puedan ser vulnerados.

Pero es crucial que se establezcan políticas de usuarios y contraseñas seguras, bloquear los accesos tras un tiempo de inactividad, entre otras acciones, son formas efectivas de fortalecer la red de la empresa.

5. Evalúa las políticas de acceso remoto

Actualmente, el acceso remoto es indispensable para el crecimiento empresarial, porque permite ingresar a la red desde cualquier lugar y momento, facilitando el trabajo y la resolución de problemas.

Sin embargo, el acceso remoto también es una puerta de entrada para los ataques cibernéticos. Para prevenir este tipo de amenazas hay que evaluar las políticas que se emplean para los ingresos a la red y al detectar fallas corregirlas.

Una robusta política de acceso remoto debe considerar que, solo los empleados de confianza tengan acceso a la red desde fuera de las instalaciones de la empresa.

6. Analiza el comportamiento de los usuarios en la red

La inteligencia artificial aplicada a la ciberseguridad puede establecer patrones, determinar actividad inusual y así anticipar posibles ataques al sistema.

Actualmente, existen tecnologías capaces de analizar el comportamiento de los usuarios en la red. Hacer uso de ellas es parte de las gestiones de ciberseguridad que puedes aplicar.

A esto se le suma que, con la automatización, también es necesario establecer políticas de seguridad en IoT.

Las herramientas de ciberseguridad de Ikusi cuenta con Intelligence Protect que se refiere a la inteligencia basada en la lógica y el análisis de datos. Detecta amenazas que se produzcan en cualquiera de los puntos del sistema.

7. Realiza evaluaciones de riesgo

Las evaluaciones de riesgo de una empresa deben realizarse de forma periódica tomando en cuenta el tipo y el volumen de datos que se generan.

Hacer un inventario de datos, saber quién tiene acceso a ellos, cómo y dónde se almacenan y para qué se utilizan, permite tener un control más estricto y seguro.

Data Protect de Ikusi es una herramienta que ejecuta análisis en tiempo real de los datos que se generan dentro de la compañía. De esta manera prevé e identifica cualquier tipo de vulnerabilidad.

8. Protege los endPoints

Todos los dispositivos informáticos son una puerta de acceso a actividad maliciosa. Contar con una plataforma de protección de endPoints es indispensable para prevenir la pérdida de datos generada por ataques internos y externos.

A través de las soluciones de ciberseguridad Threat Protect de Ikusi puedes contar con el servicio de protección de endPoints. Funciona bloqueando de inmediato cualquier amenaza interna y externa que sea detectada, disminuyendo los riesgos del acceso remoto y la vulneración de algún usuario no identificado.

Hay más herramientas que puedes implementar, como el resguardo en la nube. Esta permite cuidar las aplicaciones y toda la información alojada en ella. Siempre dependerá de las necesidades de tu empresa, desde aquí puedes conocer nuestros servicios de ciberseguridad.

Solicita información
×
Consentimiento
Consentimiento(Required)