Conoce el Método Agile y su impacto en proyectos digitales

La nueva dinámica de los mercados y la globalización han llevado a las empresas a adoptar estrategias flexibles, rápidas y adaptativas como el método agile. Este método permite a las organizaciones desarrollar y ofrecer productos y servicios de calidad que responden a los cada vez más acelerados cambios en las necesidades de sus clientes, en un entorno sumamente competitivo.

Agile es mucho más que una metodología; se trata de una filosofía que implica una manera diferente e innovadora de organizarse y trabajar.

Con esto en mente hemos preparado el presente artículo, en el cual definiremos qué es el método agile, cuáles son sus principios, valores y su impacto en proyectos digitales.

¿Qué es el método agile?

El método agile o ágil, en español, es un concepto que ha triunfado en todo el mundo y la clave para ello ha sido la flexibilidad y rapidez que ofrece para fragmentar, organizar y repartir los proyectos en pequeñas partes, que se entregan a diferentes equipos multidisciplinarios para su ejecución en pocas semanas.

Es una filosofía de trabajo que nació en la industria desarrolladora de softwares, pero que se ha extendido de manera exitosa a otros giros de negocio.

Su introducción en las organizaciones requiere el compromiso y la comprensión de todos sus miembros. Es por ello que, más que un método a seguir, se necesita un cambio de mentalidad de trabajo que permita reconfigurar procesos, personas, tecnología y estrategias de forma eficaz y rápida para aprovechar oportunidades y crear y preservar valor.

Las empresas que abrazan la metodología ágil son capaces de obtener ventajas competitivas, incluso en condiciones ambiguas, complejas, inciertas y volátiles.

12 principios que rigen esta metodología

Desde su creación, el método agile se fundamenta en los siguientes principios:

  1. Los productos que se entreguen deben ser de alto valor y calidad, pues la satisfacción del cliente es la prioridad.
  2. Los cambios son una oportunidad para agregar ventajas competitivas y valor a los productos y servicios.
  3. Entregas fraccionadas en corto tiempo.
  4. Los responsables del proyecto y los clientes deben tener una comunicación permanente que facilite y haga más rápida la coordinación de los equipos de trabajo.
  5. Fomentar la motivación de los equipos y personas con la dotación de herramientas y entornos adecuados, como estrategia indispensable para el desempeño eficaz de sus funciones.
  6. Las actividades regulares cara a cara mejoran la comunicación entre los miembros de los equipos de trabajo.
  7. Producto final de calidad para la plena satisfacción del cliente.
  8. Los equipos de trabajo deben realizar y concluir los procesos en tiempo y forma con los recursos asignados.
  9. Evolución digital en todas las etapas del proyecto como herramienta indispensable.
  10. Simplificación y optimización de procesos.
  11. Liderazgo y organización como factores primordiales.
  12. Permanente evaluación y mejora para dar respuesta eficaz y oportuna a las incidencias.

4 valores que lo sustentan

Además de los principios que mencionamos en el segmento anterior, esta filosofía de trabajo se fundamenta en cuatro valores que enumeraremos a continuación:

  1. Las herramientas y los procesos deben estar al servicio de las personas y su interacción.
  2. Las personas están por encima de los procesos, debido a que son más importantes que estos.
  3. El cliente es uno más del equipo de trabajo durante todas las etapas del proyecto y participa activamente.
  4. Rápida capacidad de respuesta ante cambios e imprevistos.

Tendencias disruptivas de agile que desafían el método tradicional

La revolución digital irrumpió en el mundo de los negocios introduciendo cambios relevantes en las estructuras y métodos organizacionales.

La flexibilidad y adaptabilidad que caracterizan al método agile dan respuesta a estas tendencias disruptivas desafiando abiertamente la metodología de las empresas tradicionales.

Entorno que evoluciona rápidamente

Los grupos de interés y sus patrones de demanda evolucionan con rapidez, haciendo que tanto los competidores como los colaboradores demanden acciones que permitan una rápida adaptación a los vertiginosos cambios de sus prioridades.

Introducción constante de tecnología disruptiva

Las empresas que desean continuar en la carrera competitiva atraviesan un proceso de digitalización que les permita dar respuesta oportuna y eficaz a las demandas del mercado global.

Entre los avances en este sentido podemos mencionar:

Digitalización acelerada y democratización de la información

Tanto la distribución como el volumen y la transparencia de la información son cada vez mayores, obligando a las compañías a asumir una comunicación multidireccional y promover la colaboración con clientes, socios y competidores.

La nueva batalla por el talento

En un nuevo mundo global y altamente competitivo basado en el aprendizaje creativo y el conocimiento, las empresas requieren innovadoras propuestas de valor que las diferencien de su competencia para retener y adquirir el mejor talento humano del mercado.

¡El método agile es el paradigma que logra el equilibrio estabilidad–agilidad!

6 razones para adoptar el método ágil

A continuación revisaremos las razones que impulsan a las empresas a adoptar el método agile como parte de su estructura:

1. Es más económico

Esta innovadora forma de trabajo permite reducir el número de actores implicados en cada proyecto y establece tiempos de entrega ajustados, en comparación con los procesos tradicionales, reduciendo significativamente los costos.

2. Es más rápido

La filosofía agile focaliza toda su estructura en desarrollar un prototipo (producto mínimo viable) que pueda ser probado por el cliente en el menor tiempo posible.

Esto permite hacer los ajustes necesarios por etapa sin necesidad de esperar hasta el final del proceso cuando hacer cambios resultaría más complejos y costoso.

Esta metodología posibilita también lanzar al mercado productos y servicios a gran velocidad, de alta calidad y valor.

3. Flexibilidad

La introducción de cambios se simplifica y se hace menos traumática gracias a la flexibilidad de esta filosofía, que a diferencia de los métodos tradicionales, sintetiza y entremezcla los procesos de análisis, implementación, pruebas e implantación.

4. La organización del equipo es más sencilla

Con este método de trabajo la organización de los equipos y la distribución de tareas son más dinámicas y sencillas.

Se elimina la burocracia administrativa y de control, dando paso a un mayor acercamiento y feedback entre el cliente final y el equipo de desarrollo del proyecto.

5. Implican más a todo el equipo

Esta metodología trabaja de la mano con el empowerment o empoderamiento por lo que todos los trabajadores implicados en el proyecto tienen en menor o mayor grado tanto una visión general del mismo como responsabilidad y autonomía en la ejecución y toma de decisiones.

6. El producto final se ajusta más a lo que el cliente quiere

El método agile incluye el feedback entre el cliente y el equipo de desarrollo como parte de la estructura del proceso y esto contribuye a que el producto final esté más ajustado no a lo que el cliente solicitó en un principio, sino a sus necesidades reales.

¿Cómo migrar al método agile?

Aunque la filosofía de trabajo ágil se creó pensada para las empresas desarrolladoras de softwares, su metodología de conformación de equipos multidisciplinarios de trabajo y fragmentación de proyectos para hacer más eficiente su desarrollo y ejecución, se adapta fácilmente a cualquier tipo de organización, desde start-up hasta grandes compañías.

El método agile promueve y desarrolla sinergia permanente entre el cliente y los desarrolladores del proyecto y esto permite corregir los errores en etapas tempranas, reduciendo los costos y agregando valor al producto final.

Para adoptar el método agile es necesario que las empresas sigan los pasos que presentamos a continuación:

Identifica tus objetivos comerciales

El primer paso que una empresa debe dar al decidir adoptar la metodología ágil es identificar y clarificar sus objetivos, esto le permitirá tener una visión más clara sobre la contribución que este cambio aportará al logro de los mismos.

Analiza la cultura de la empresa

En la metodología agile la comunicación con liderazgo y transparencia tienen un papel preponderante y es por eso que la adopción de esta filosofía lleva intrínseco un cambio en la cultura organizacional, que introduzca esta innovadora manera de trabajar como parte de la estructura de la organización.

Detecta el impacto potencial en tus clientes

Para determinar la importancia y ventajas tanto para los clientes como para la empresa de adoptar este método, resulta indispensable responder a preguntas como:

  • ¿De qué forma mejorará la experiencia de los clientes?
  • ¿Cómo puede mejorar la relación empresa–cliente?
  • ¿Cuál será el impacto en la calidad del producto o servicio?

Determina los recursos disponibles en tu empresa

Otro aspecto importante a considerar es si la empresa cuenta con las herramientas digitales, el talento humano, la infraestructura y los proveedores más convenientes para sacar el mejor y mayor provecho de esta nueva forma de trabajo.

Apóyate en líderes de tu empresa

Los expertos y líderes de la organización deben participar desde el principio en el proceso de transición a este nuevo método.

Sus aportes y compromiso son indispensables para una implementación exitosa.

Implementa procesos con base en agile

Una vez realizados los pasos anteriores, tendrás la información necesaria para armar los equipos, aplicar las acciones, implementar nuevos flujos de trabajo y usar la tecnología adecuada para alcanzar los objetivos de la empresa aplicando el método agile.

Método agile y transformación digital

La cultura agile y la transformación digital son una dupla insoslayable. Las razones para esta afirmación son las siguientes:

Cambio de la cultura empresarial

La adopción de la metodología agile implica y facilita la transformación digital.

¡No existe una verdadera transformación digital sin una metodología agile y viceversa!

Adaptarse rápidamente al entorno

En el nuevo mundo globalizado y altamente competitivo, las empresas deben ser flexibles e innovadora y adaptarse a los vertiginosos cambios del mercado.

El método agile abraza la tecnología como herramienta indispensable para flexibilizar y adaptar los procesos de manera rápida, para dar respuesta oportuna a las variaciones continuas del mercado y exigencias de los clientes.

Desafíos de la cultura ágil dentro de las organizaciones

Si bien las ventajas de esta metodología son muchas, su implementación en las empresas puede enfrentar los siguientes desafíos:

Los entusiastas y los resistentes

No todas las personas se adaptan y responden de la misma manera a los cambios y es precisamente por eso que la adopción de esta innovadora forma de trabajo puede generar tensiones en algunas áreas y resistencia en determinados empleados.

La ruptura de paradigmas y estructura puede ocasionar incertidumbre entre los colaboradores que se sientan forzados a abandonar su zona de confort.

¿Quién es el líder?

Las metodologías tradicionales funcionan con una estructura lineal y jerárquica, mientras que los equipos ágiles trabajan de manera horizontal, otorgando a todos los colaboradores participación y autonomía en la toma de decisiones durante todo el proceso.

El reto en este sentido será cuando dos líderes de diferentes áreas deban colaborar en la ejecución de un mismo proyecto. La disconformidad de los equipos y sus miembros o la resistencia al cambio, pueden entorpecer el buen desempeño de la nueva metodología.

Con miras en la solución

En primera instancia es necesario generar un espacio para identificar los perfiles conductuales de todos los colaboradores de la organización y así anticiparse a los desafíos que pueden presentarse durante el proceso de transformación.

¿Quiénes pueden utilizar el método agile?

Si bien el método agile puede aplicarse en cualquier tipo de empresa sin importar su tamaño o área de influencia, particularmente las siguientes organizaciones o tipos de proyectos pueden obtener muchas ventajas de esta novedosa forma de trabajar.

  • Proyectos que no tengan requisitos y alcances claros al inicio o que evolucione con el tiempo.
  • Empresas que operan en entornos que cambia rápida y constantemente.
  • Compañías que requieren sinergia permanente con sus clientes y otras partes externas durante el desarrollo del proyecto.
  • Organizaciones que buscan la innovación continua y ponen especial esmero en la mejora de procesos y productos.
  • Proyectos que requieren de permanente y estrecha colaboración y comunicación entre los equipos, debido a las muchas tareas interdependientes que lo conforman.
  • Negocios que deben crear un prototipo antes de presentar el producto definitivo.
  • Proyectos que precisan comentarios rápidos de los clientes sobre cada etapa antes de pasar a la siguiente.

¡Llegamos al final!

La adopción exitosa del método agile requiere de la buena disposición y participación de todos los miembros de la organización.

Su objetivo es desarrollar en los equipos la capacidad de generar nuevos flujos de trabajo que optimicen los procesos e incremente el rendimiento de los empleados, otorgando valor, competitividad y rentabilidad a la empresa.

Si te gustó este artículo y deseas leer más sobre estrategias de negocios, te invitamos a hacer clic en los siguientes enlaces de nuestro blog:

¿Cómo construir una estrategia de negocios?

Solicita información
×
Consentimiento
Consentimiento(Required)